Francisco Barbosa es el nuevo fiscal general

Con 16 votos en la Corte Suprema, el actual consejero presidencial para los derechos humanos venció en el pulso por este cargo a Clara María González, secretaria jurídica de Presidencia, y a Camilo Gómez, director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado.

Francisco Barbosa, elegido este 30 de enero como el nuevo fiscal general.Corte Suprema de Justicia

La Corte Suprema eligió este jueves al nuevo fiscal general de la Nación: el consejero presidencial para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa. Con 16 votos, el nuevo jefe del ente investigador, un abogado muy cercano al presidente Iván Duque, se impuso sobre sus compañeros de terna Clara María González, secretaria jurídica de Presidencia, y Camilo Gómez, director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado. 

Fuentes de la Corte explicaron a este diario que la elección fue posible después de 8 rondas de votaciones este jueves. Barbosa inició la jornada con 11 votos y luego obtuvo 15 varias veces y al final fue elegido. En las rondas en las que no alcanzaba las mayorías, los otros votos iban en blanco o para Clara González. Para algunas voces, la elección de fiscal es una tendencia que se va construyendo a medida que avanzan las votaciones. “Cuando un candidato inicialmente cuenta con una mayoría y va creciendo. Esa tendencia se mantiene”, dijo un magistrado a este diario.

(Le puede interesar: Los retos que tendrá el próximo fiscal general)

Barbosa estudió Derecho junto a Duque en la Universidad Sergio Arboleda y es reconocido por su trayectoria académica. Tiene especializaciones en las universidades Externado y Jorge Tadeo Lozano; dos maestrías de la Javeriana y del Externado y un doctorado de la universidad de Nantes (Francia). Trabajó como fiscal Especializado de la Unidad de Derechos Humanos de la entidad que ahora entrará a dirigir y fue asesor jurídico externo de entidades públicas como el Ministerio de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana, cuando esa cartera la manejaba Juan Manuel Santos.

Desde antes de que el presidente Duque anunciara la terna que le presentaría a la Corte, Barbosa venía sonando como uno de los favoritos a ocupar el cargo. Fue el primero en hablar cuando el alto tribunal llamó a los tres aspirantes a una entrevista pública y allí se refirió a algunos puntos que entraría a mejorar en la Fiscalía, como el fortalecimiento de la Policía Judicial, la modernización tecnológica para adelantar investigaciones, y la presencia de la entidad en territorio. "Yo quiero ser un fiscal de los territorios y no un fiscal del búnker", señaló. 

(En contexto: El proyecto que buscará que el fiscal general sea escogido por concurso de méritos)

Pero los magistrados también le preguntaron sobre temas más espinosos, como la relación con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y el escándalo de Odebrecht. Por un lado, sostuvo que, si era elegido fiscal, buscaría tener una buena relación con esta institución ya que ha sido un defensor de su propósito, pero un "crítico en las implementaciones". Y, por otro lado, aseguró que el complejo esquema de sobornos que fraguó la multinacional brasileña para quedarse con obras públicas "es una investigación que necesita respuestas firmes y rápidas", y propuso que dos de los 13 fiscales delegados ante Corte Suprema se dediquen en su totalidad a estas pesquisas y a buscar mayor colaboración con Brasil. 

“Es muy importante para el país que la decisión haya sido por unanimidad. Una unanimidad que refleja el interés de la Corte de querer enviar también un mensaje al país. La Corte Suprema hizo un trabajo razonado, mesurado, de mucha profundidad con los tres candidatos que participamos en esta elección y optó por mi nombre”, señaló Barbosa desde el Palacio de Justicia en la tarde, tras su elección. El nuevo fiscal asume como sus mayores retos la lucha contra la corrupción, atacar la criminalidad organizada, aumentar la tasa de esclarecimiento de los asesinatos de crímenes sociales y fortalecer la investigación judicial.

Según Barbosa, hay que trabajar en las facultades de policía judicial que tienen otras entidades que trabajan con la Fiscalía. “Lo hemos visto en los últimos días en la Contraloría, que ha hecho una tarea importante en denuncia de la corrupción. De nada nos sirve tener entidades del Estado que hacen trabajos importantes de control fiscal si la Fiscalía no trabaja de la mano”. Francisco Barbosa prometió que será un “fiscal presente”, que trabajará de la mano con sus subordinados en las regiones y en las calles. “Estamos al frente para trabajar por un mejor país”, aseveró.

Lo que se viene ahora para él es el empalme, razón por la cual irá este viernes 31 de enero a la Fiscalía, anunció. “Conversaré con el fiscal encargado, Fabio Espitia, haré esa visita protocolaria y programaremos todo el trabajo de empalme que tenemos que hacer en las próximas semanas. El día de mañana (viernes 31) yo presentaré mi renuncia como Consejero Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, para trabajar con un grupo de colaboradores en ese empalme y así asumir rápidamente esta responsabilidad”.

Nota de la Editora: este artículo se publicó recién se conoció que Francisco Barbosa era el nuevo fiscal general y se actualizó horas más tarde con las declaraciones que dio desde el Palacio de Justicia, a donde fue tras saberse elegido.

895188

2020-01-30T11:30:50-05:00

article

2020-01-30T19:09:21-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Francisco Barbosa es el nuevo fiscal general

46

5832

5878