Está detenido en la cárcel La Picota, en Bogotá

Francisco Javier Ricaurte guardó silencio en su citación ante la Corte Suprema

El exmagistrado estaba citado para declarar en el proceso del senador Musa Besaile, sin embargo, se abstuvo de rendir su versión en este escándalo de corrupción que también lo salpica.

Foto: El Espectador

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Javier Ricaurte, hizo efectivo su derecho: guardo silenció y no respondió ninguna inquietud por escándalo conocido como el cartel de la toga. Ricaurte estaba citado en el marco de la investigación en contra del senador de la U, Musa Besaile, quien, hasta ahora, ha sido de único congresista en aceptar el pago de $2000 millones a una red conformada por magistrados y abogados para incidir en sentencias judiciales. (En contexto: Francisco Ricaurte, del cielo al infierno)

Su abogado, Álvaro Luna, manifestó que el exmagistrado tiene derecho a guardar silencio, entre otras cosas, porque aún no le han informado sobre la totalidad de las pruebas que vincularían a su cliente con la supuesta red de la que también harían parte el exmagistrado, José Leonidas Bustos, y el exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno. Ricaurte, actualmente, se encuentra recluido en el patio de servidores públicos de la cárcel La Picota, sur de Bogotá, por orden de una jueza de garantías.

Este escándalo de corrupción comenzó cuando la vicefiscal, María Paulina Riveros, anunció la captura de Moreno en su propia oficina. La alta funcionaria informó que Moreno le había pedido dinero al procesado exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para entorpecer las pesquisas en su contra. Luego la DEA confirmó esta versión y señaló que Moreno le había solicitado a Lyons más de $500 millones. (Lea: Así era Francisco Ricaurte cuando estaba en la Corte Suprema)

Con el correr de las semanas, y en la medida en que se conoció parte de los contenidos de las grabaciones de la DEA sobre las conversaciones entre Moreno, su socio Leonardo Pinilla —capturado el 27 de junio— y Alejandro Lyons, inicialmente salieron a relucir los nombres de los exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia José Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte. El primero, expresidente de la Sala Penal en 2012 y 2013, y expresidente de la Corte en 2015.

Francisco Ricaurte es abogado de la Universidad de Cartagena y se inició como citador en un juzgado de esa ciudad. En 1990 ya oficiaba como juez superior y se mantuvo en la Rama Judicial hasta el año 2004, cuando respaldado por el magistrado Carlos Isaac Náder accedió a la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia. Cuatro años después llegó a la presidencia del alto tribunal, en momentos en que el gobierno Uribe libraba una agria disputa pública con el alto tribunal. (Le podría interesar: Desfile de visitas en el despacho del exmagistrado Francisco Ricaurte)