Freddy Rincón sorprendido por nueva orden de captura de Interpol

El exfutbolista señaló que la justicia panameña no lo ha declarado culpable de los delitos por los que se le investiga.

Freddy Rincón (Izq.) y el narcotraficante Pablo Rayo Montaño (Der.)

Luego de que Interpol reactivara la orden de captura internacional contra Freddy Rincón, en cumplimiento de una sentencia emitida por la justicia panameña -por el delito de lavado de dinero producto del narcotráfico-, el exfutbolista colombiano se declaró sorprendido y aseguró que las autoridades de dicho país aún no lo han declarado culpable.

En diálogo con Semana, Rincón explicó que hace ocho días firmó un documento en el que responde al llamado de las autoridades de Panamá y notifica que su abogado asistirá a la última audiencia, programada para los próximos meses, donde se espera que se resuelva su caso.

Panamá no tiene pruebas en mi contra. Y fue por eso que, incluso, Brasil archivó el caso en mi contra. Eso mismo debería hacer en Colombia. Me parece muy extraño que cuando quiero retomar mi vida y emplearme en el fútbol aparece está orden de Interpol”, le dijo a Semana el exfutbolista colombiano.

Los supuestos negocios cruzados con un clan mafioso, cuyas andanzas se reportan desde 1976 y que amasó una fortuna ilegal en Panamá de casi US$80 millones, volvieron a enredarle la vida al exjugador de la selección de Colombia Freddy Rincón. El gobierno de Panamá lo requiere por delitos relacionados con lavado de activos y crimen organizado, y por eso se libró orden de captura internacional en su contra en 2013. (Lea: Freddy Rincón tiene orden de captura internacional)

La "circular roja" para la extradición a Panamá está relacionada con varias propiedades a nombre de Rincón que presuntamente fueron adquiridas con dinero del narcotraficante Pablo Rayo Montaño.

El reconocido futbolista es uno de los 96 imputados en el caso que se sigue en Panamá, de los cuales 20 fueron absueltos en la audiencia preliminar, en abril de 2011, y los otros 76, incluyéndolo a él, esperan juicio desde esa fecha.

Este escándalo estalló en mayo del 2006 tras la detención del capo en Brasil. En ese momento, cuando Rincón fue requerido por las autoridades panameñas, negó cualquier vínculo con el narcotraficante. Sin embargo, admitió que él y Rayo Montaño, nacidos en Buenaventura, se conocieron de niños.

Temas relacionados