Fuera de combate dos cabecillas del frente 28 de las Farc

Según el Ejército son responsables de extorsiones y reclutamiento forzado a menores de edad en el departamento de Yopal.

Tras fuertes combates en zona rural del departamento de Yopal, el Ejército reportó la neutralización del primero y segundo cabecilla del frente 28 de las Farc.
Según el reporte oficial, luego de la acción militar fue capturado Juan Duque Nieto, alias ‘Chucho Díaz’, mientras que William de Jesús Franco Aguirre, alias ‘Olimpo o Maraco’, segundo cabecilla de esa estructura guerrillera fue abatido.

Los combates se presentaron en la vereda Sinaí del municipio de Sácama, Casanare, donde unidades militares reportaron además la captura de una mujer que presuntamente hace parte del mencionado frente y la recuperación de una menor de edad de raza indígena, que había sido reclutada por la guerrilla.

De acuerdo con las investigaciones, alias ‘Chucho Díaz’, de 54 años de edad, era el máximo cabecilla del frente 28 y llevaba en cerca de 30 años en las filas de la guerrilla.

Este subversivo, quien resultó herido en combate, tiene en su prontuario delictivo el haber participado en diferentes ataques contra la Fuerza Pública y la población civil. Además se le sindica de varios secuestros.

Este guerrillero habría tenido un papel de importancia durante la acción terrorista que perpetró el grupo armado ilegal el 3 de agosto de 1998 contra la base Antinarcóticos de la Policía Nacional en Miraflores, Guaviare, en donde diez soldados y cinco policías fueron asesinados. Durante el hecho 21 militares más resultaron secuestrados.

También es señalado de haber participado el 1 de noviembre de 1998 en los hechos que llevaron al secuestro del hoy general en retiro de la Policía Luis Mendieta, durante el ataque terrorista a la Policía en Mitú, Vaupés, y de estar encargado de su custodia durante el secuestro. El oficial permaneció privado de la libertad de manera ilegal durante 11 años, 7 meses, 13 días, hasta que fue rescatado por el Ejército Nacional durante la operación ‘Camaleón’.

De igual forma, habría participado el 28 de junio en 1999 del secuestro del Concejal Marcos Baquero, en la vía que comunica a San José del Guaviare con La Carpa en ese departamento. Otra acción terrorista en la que tendría responsabilidad en esa misma región, fue la del 24 de octubre de 2009 en el municipio de Calamar, allí fueron asesinados sietes militares y resultaron heridos otros cuatro.

También se le vincula con el atentado terrorista contra la caravana de un aspirante a la Gobernación del Guaviare, episodio ocurrido el 14 de febrero de 2009, en el sector del Capricho en San José del Guaviare, donde fueron asesinados cuatro policías y heridos, el político y cuatro civiles más.