Gabriel Dumar prenderá el ventilador en el caso Odebrecht

Al empresario le aprobaron el principio de oportunidad por el cargo de lavado de activos. A cambio, tendrá que declarar en contra de dos exsenadores presuntamente vinculados al escándalo de corrupción transnacional.

Gabriel Dumar será testigo en contra de los exsenadores Bernardo "Ñoño" Elías y Antonio Guerra. Archivo

Esta semana, el empresario Gabriel Dumar ha contado con dos buenas noticias desde los estrados judiciales. En un primer momento, este lunes, al presunto vinculado le dieron el visto bueno a un preacuerdo al que llegó con la Fiscalía por el que pagará 54 meses de cárcel por aceptar el delito de enriquecimiento ilícito. Ahora, el miércoles, le avalaron un proceso de oportunidad por el delito de lavado de activos. Ambas actuaciones son vinculadas a su participación en el caso Odebrecht.  

Con la acción aprobada este miércoles, la Fiscalía suspenderá el ejercicio de la acción penal en contra de Dumar por el delito de lavado de activos, a cambio, este tendrá que servir como testigo en los casos en contra de los exsenadores Bernardo Ñoño Elías y Antonio Guerra por el escándalo de Odebrecht. En el último caso, Dumar es testigo de oídas de que supuestamente el excongresista de Cambio Radical recibió un pago de $200 millones de manos de Elías.

(Puede ver: Juez deja en firme preacuerdo de dos testigos en el caso Odebrecht)

Dumar ya había revelado varios detalles de la participación del Ñoño Elías, de quien era amigo, en el entramado de corrupción transnacional. El empresario habría explicado a la Fiscalía que los dineros de las coimas de Odebrecht fueron recibidos a través de una de sus empresas, el Consorcio Sión. Para realizar esta acción, Dumar aseguró que fue contactado por Otto Bulla, excongresista que habría actuado como lobista de la constructora brasileña. Bula le habría pedido que simulara contratos de obra en el César para disfrazar el origen del dinero.

“El contrato era por $10.062 millones y me entregan (en marzo de 2014) el 20% del anticipo de $2.000 millones. Es cuando me dicen que esa plata hay que entregársela a Bernardo Elías. Como tenía buena amistad quise hacerles un favor a unos amigos”, relató Dumar en 2017 a la Fiscalía.

A través de Dumar, el Ñoño habría recibido cerca de $15.000 millones por parte de Odebrecht. El empresario también señaló que Elías le contó que $200 millones fueron entregados al senador Antonio Guerra.

(Puede ver: Fiscalía ad hoc acusó formalmente a empresarios en caso Odebrecht)

Asimismo, el empresario, ahora cobijado con un principio de oportunidad, le contó a la Fiscalía que Elías se molestó con la participación de Dumar en la entrega de los dineros debido a que no quería tener “mayores intermediarios, para no dejar evidencia de nada”. El empresario recalcó que cuando estalló el escándalo de Odebrecht en Colombia, él mismo le reclamó al Ñoño y le pidió una explicación.

En julio de 2019, Gabriel Dumar fue visitado por la Fiscalía en su sitio de reclusión para preguntarle sobre lo que sabía de los dineros que fueron entregados a la campaña de Juan Manuel Santos. En ese momento, el empresario se negó a colaborar debido a que había sido cambiado de lugar de reclusión justo cuando en la Corte Suprema de Justicia fueron reveladas sus declaraciones sobre el supuesto financiamiento de la campaña de Santos con dineros de Odebrecht. En ese momento, señaló que se sentía temeroso, frente al traslado.

(Le puede interesar: Los delitos por los que fiscal ad hoc acusa a empresarios en caso Odebrecht)

Sin embargo, este miércoles, a Dumar le aprobaron el principio de oportunidad a cambio de ser testigo contra los exsenadores Elía y guerra. Asimismo, el pasado lunes, la justicia avaló el preacuerdo al que llegó la Fiscalía con los empresarios Federico Gaviria y Gabriel Alejandro Dumar. Ambos reconocieron que fueron parte del entramado de corrupción de Odebrecht, en el que se pagaron millonarias coimas para que la multinacional se hiciera con importantes proyectos de infraestructura.

A cambio de aceptar los cargos de enriquecimiento ilícito, Dumar acordó con la Fiscalía una sentencia de 54 meses de prisión, lo que equivale a cuatro años y medio de prisión. Ese día también fue estudiado por un juez el preacuerdo del del empresario Gustavo Torres, pero este se cayó debido a que no pudo presentar un soporte del dinero que iba a reintegra al Estado.

901042

2020-01-22T12:40:17-05:00

article

2020-01-22T13:28:17-05:00

jlombo_262341

none

Redacción Judicial

Judicial

Gabriel Dumar prenderá el ventilador en el caso Odebrecht

59

4812

4871