Gabriel García, el funcionario ejemplar del gobierno Uribe

El exviceministro de Transporte, Gabriel García, habría recibido US$6.5 millones de la constructora brasileña. Fue detenido ayer por esa razón.

El padre de Gabriel García Morales, Alfredo García de Zubiría, durante varios años fue columnista en el periódico El Universal de Cartagena. Foto: MinTransporte.

“Es una de las personalidades jóvenes más importantes del Caribe y de la Patria”: así fue como en mayo de 2010 el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez catalogó a Gabriel García Morales, viceministro de Transporte, durante una ceremonia en la que se condecoraba a cinco cartageneros por sus “trascendentales” aportes al país. Hoy, después de que las autoridades  detuvieron a García por presuntamente haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, el expresidente Uribe lo acusa de haber traicionado a su gobierno. (Lea: Caso Odebrecht: Exviceministro de Transporte rindió interrogatorio ante la Fiscalía)

En un extenso discurso, el hoy senador Uribe señaló que los avances en infraestructura que tenía el país fueron encabezados por Juan Ricardo Noero, viceministro de Transporte de su primer gobierno de Uribe (2002-2006), y de su sucesor: Gabriel García Morales. Según Uribe Vélez, los dos hombres lideraron los proyectos de infraestructura vial en las principales ciudades del país: Bogotá, Bucaramanga, Cali, Barranquilla, Pereira y Cartagena.

“Muy difícil, muy difícil la tarea de adelantar estos procesos. Se necesita toda la transparencia, toda la dedicación, toda la devoción. Una cosa es una alcaldía con recursos para hacer esta inversión y que puede tomar todas las decisiones. Otra cosa es la necesidad de un Gobierno Nacional buscando sus recursos en medio del déficit, logrando que los aporten las alcaldías, poniéndose de acuerdo con los concejos, poniéndose de acuerdo con los alcaldes, en fin, un proceso que es una artesanía de construcción de gobernabilidad con todos los sectores y de búsqueda de recursos” manifestó el entonces presidente en ceremonia de 2010. (Lea: "Gabriel García me traicionó": Uribe sobre captura de su funcionario por caso Odebrecht)

En el evento fueron condecorados otros ciudadanos cartageneros: Alicia Arango, su exsecretaria privada de la Presidencia y exdirectora del Centro Democrático; Orlando Cabrales Martínez, expresidente de Reficar de 2009 a 2012; el entonces ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez (la Contraloría le impuso una multimillonaria multa de $60.000 millones en 2015 por detrimento patrimonial); y la ex viceministra de Minas y Energía, Silvana Giamo, a quien Uribe Vélez culpa de haberle recomendado a garcía Morales como viceminsitro de Transporte. 

Más allá de su labor como viceministro de Transporte del fallecido ministro Andrés Uriel Gallego, no se conoce mucho de Gabriel García. Es economista en la Universidad de los Andes y realizó una maestría en los Estados Unidos. También se sabe que antes  de asumir como viceministro en la cartera de Transporte, fue profesor en la Universidad Tecnológica de Bolívar, tiempo en el que dirigió la cátedra de microeconomía en el Programa de Economía de dicha institución.

En enero de 2010, cuatro meses antes de recibir dicho homenaje en Cartagena, García Morales estaba firmando el contrato que hoy lo tienen en serios problemas con la justicia. En ese momento calificó que la megaobra de la Ruta de Sol era de “vital importancia” para la recuperación económica de Colombia, que para la época estaba en aprietos a raíz de la crisis financiera mundial de 2008. “Es meritorio el hecho de haber logrado la concurrencia de proponentes de la mayor calidad en medio de una crisis mundial casi sin antecedentes”, reseñó el exfuncionario. El exviceministro García destacó que la construcción de la Ruta del Sol era “una demostración de la confianza que el sector privado nacional e internacional tiene en las instituciones y en la legislación colombiana”. 

Ayer en la tarde Gabriel García fue detenido al norte de Bogotá por las autoridades. Le informaron que su captura se debía a que bajo su gestión en el Instituto Nacional de Concesiones (INCO) se habrían  pagado coimas para beneficiar a la constructora brasilera, al otorgarle el contrato para construir el segund tramo de la carretera que uniría al centro del país con la Costa Caribe. Según el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, García -quien habría hecho su gestión de manera ejemplar como viceministro, según Uribe Vélez en 2010- logró amañar el concurso para entregarle el contrato a Odebrecht cercano a los $5 billones. (Lea: Capturan a exviceministro de Transporte por caso Odebrecht)

En diciembre pasado, cuando trascendió  que en una corte estadounidense Odebrecht había sido condenada por sobornar a funcionarios públicos  en 12 países de América latina y África, pronto, en dichas naciones los coletazos no se hicieron esperar. En Colombia, el secretario de trasparencia, Camilo Enciso, señaló que un alto funcionario del gobierno Uribe fue quien recibió los sobornos de Odebrecht. Una fuente de la Fiscalía le confirmó días después al noticiero CM& que el funcionario sería García Morales. De inmediato el exviceministro, quien se encontraba a fin de año por fuera del país, aseguró que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia había recibido sobornos provenientes de compañías participantes en licitaciones.

De igual forma, indicó que la adjudicación de la Ruta del Sol “fue estructurado por la Corporación Financiera Internacional y vigilado por los organismos de control, brindando las máximas garantías para todos los proponentes” y resaltó que por esa razón no se presentaron reclamaciones. García aseguró que demostraría ante las autoridades competentes que durante su gestión, en 2009, “siempre se procedió con rigor y transparencia” y recordó que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos nunca lo mencionó. Ahora García, quien se encuentra detenido,  las autoridades verificarán sí García Morales fue transparente en la adjudicación del contrato.