La audiencia se programó para el para el próximo 19 de octubre

Gabriel García Morales va a ser testigo contra Roberto Prieto en caso Odebrecht

La Fiscalía acusó formalmente al exviceministro de Transporte que busca un principio de oportunidad por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Será testigo clave en cinco procesos que la Fiscalía adelanta por este escándalo de corrupción.

Gabriel García Morales (izq.) y Roberto Prieto. Archivo El Espectador

Este viernes, en la audiencia de acusación contra el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, investigado por haber recibido una coima de $US6.5 millones para "amañar" la licitación de la Ruta del Sol sector 2, la Fiscalía presentó el organigrama de los testigos en los que el exfuncionario del gobierno Uribe será testigo. García Morales "prenderá el ventilador" en los procesos que adelanta la justicia en contra del empresario Enrique Ghisays Manzur; el exdirectivo del Invías, Daniel García Arizabaleta; el expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo; el contratista Eduardo Zambrano; y Roberto Prieto, gerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en 2014. (Lea: Caso Odebrecht: aplazan interrogatorio a Cecilia Álvarez y Gina Parody).

La Fiscalía indaga los supuestos sobornos que habría pagado la empresa brasileña Odebrecht entre 2009 y 2014 para resultar beneficiada con millonarios contratos de obras públicas. Prieto, al parecer, tenía especial interés por conocer el estado de los trámites que faltaban para que se aprobara la adición de la vía Ocaña-Gamarra al contrato de la Ruta del Sol sector 2, y así quedó consignado en el testimonio aportado por Luis Fernando Andrade, director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), a la Fiscalía durante un interrogatorio adelantado el pasado 21 de febrero revelado por El Espectador.

García Morales también tendrá que ser testigo de la Fiscalía en el proceso que se adelanta en contra de Daniel García Arizabaleta, pieza clave en este escándalo de corrupción. Según las investigaciones, Odebrecht contrató al exdirectivo del Invías para ser asesor en trámites con el Estado, es decir, para ejercer lobby político. Por esos tiempos, precisamente, se habría licitado el contrato de la Ruta del Sol 2, el mismo por el que estalló el escándalo por el pago de sobornos a Gabriel García Morales. La justicia busca determinar si García Arizabaleta tuvo conocimientos sobre la entrega de dinero por parte de la empresa brasileña en el año 2009. (Lea también: Vicefiscal asumirá indagación contra exministras Álvarez y Parody por el caso Odebrecht).

Por otro lado, dentro de los procesos que el organismo investigativo adelanta y en que buscan que Gabriel García tenga una participación activa, es en el caso del expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo. Precisamente, el pasado lunes la Fiscalía señaló al exdirectivo de autorizar y conocer el pago de sobornos para que la Concesionaria Ruta del Sol se quedara con el contrato del sector 2 de la vía que conecta al centro del país con la Costa Caribe. Melo también fue señalado por el expresidente de la multinacional en Colombia, Luiz Bueno, quien manifestó que contó con el aval de su socio de la Concesionaria Ruta del Sol, Corficolombiana, para pagar los US$6,5 millones al exviceministro García Morales para asegurar la licitación. Melo, por su parte, negó los cargos en su contra o haber sabido de los sobornos

La Fiscalía también busca establecer si el empresario Eduardo Zambrano, mencionado en el carrusel de la contratación, tuvo una activa participación en el envío de sobornos por parte de la constructora brasileña para direccionar la entrega del contrato de la Ruta de Sol 2 en el proceso licitatorio convocado, en su momento, por el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) que dirigía García Morales. En ese proceso, que se ha realizado de manera reservada por orden del juez, Zambrano aceptó su responsabilidad por el delito de enriquecimiento ilícito, mientas que se declaró inocente en los cargos de lavado de activos y concierto para delinquir. El exviceministro García Morales también será pieza clave en el caso de Zambrano.

En cuanto a Enrique Ghisays Manzur, condenado a siete años de prisión por crear la empresa Lurion Traiding para recibir los US$6,5 millones enviados por la multinacional, Gabriel García ya testificó, teniendo en cuenta que el organismo investigativo manifestó que el exviceministro ya viene entregando información relacionada con la adjudicación de este contrato. Así, la Fiscalía buscará que el exviceministro de Transporte en la era de Uribe sea un testigo clave que busque revelar nuevos detalles en este entramado de corrupción que ya salpica varias entidades estatales y políticas.