Garrotera entre los Carranza

Una verdadera pelea de kilates es la que enfrentan los herederos del 'zar de las esmeraldas', Víctor Carranza, muerto hace seis meses y de quien aún se desconoce la cuantía de su acaudalada fortuna.

 Tuvo nueve hijos, cuatro de ellos extramatrimoniales. Estos últimos son quienes están denunciando que la viuda del zar, María Blanca de Carranza, de 74 años y encargada de administrar la jugosa herencia, les está escondiendo bienes. Según dicen los denunciantes, en estos momentos se desconoce el paradero de dos gemas preciosas, clásicas de la colección del zar, Fura y Tena, que en el mercado podrían tener un precio que supera los $2 billones.

Agregaron que la viuda no sólo ha escondido o ha dicho no saber dónde están las esmeraldas, sino que ante la justicia presentó la existencia de sólo 25 bienes, de por lo menos 130 que dicen tener.

“A la señora nada más se le olvidó incluir la bobadita de $72 mil millones de pesos”, dijo el abogado Federman Ocampo, quien representa a los hijos extramatrimoniales. El proceso se encuentra bajo vigilancia judicial de la judicatura ya que, afirma Ocampo, “el equilibrio de la jueza tercera de familia no ha sido el apropiado”.

La ‘garrotera’ ha sido bastante agitada, porque aún falta por cuantificar los dólares depositados en cuentas bancarias en el exterior, como Emiratos Árabes, Hong Kong, Suiza e Islas Barbados. “No han respetado nuestros derechos. Esto es una pelea como de David y Goliat. Ellos son los que tienen la administración de todos los bienes y nos han querido dejar sin ninguna herramienta”, anotó Iliana Catalina Carranza, una de las herederas.

 

 

últimas noticias