Guatibonza e implicados en red de interceptaciones se declaran inocentes

Además, durante la audiencia de imputación de cargos se revelaron nombres de otras empresas que podrían estar relacionadas con la organización de chuzadas ilegales.

El general (r) de la Policía Humberto Guatibonza. Luis Ángel - El Espectador.

Archivos, carpetas digitales, llamadas telefónicas y conversaciones de WhatsApp hacen parte de las pruebas que tiene la Fiscalía para procesar al general (r) de la Policía Humberto Guatibonza, a Carlos Arenas y a Julián Villarraga por su presunta vinculación con la red de interceptaciones ilegales. Durante la imputación de cargos, la Fiscalía reveló el rol de cada uno de los implicados en la organización y su modus operandi.

(En contexto: Legalizan captura de general (r) Guatibonza y de implicados en red de interceptaciones)

Según la Fiscalía, entre los capturados y el coronel (r) Jorge Humberto Salinas construyeron una empresa “dedicada a ofrecer consultoría y asesorías en seguridad” que vendía todo tipo de servicios, entre los que estaban seguimientos diarios en comunicaciones telefónicas y de Whatsapp (incluidos chats y llamadas), verificación de interceptaciones, blindaje de equipos contra hackers para no ser “chuzados” o verificación de correos electrónicos.

Entre las empresas que estarían asociadas con esta red criminal y que habrían servido de fachada para vender servicios de interceptaciones ilegales se encuentran: JHS Consultores, Quarkom, Global Security, VIP Security, A&G Seguridad y HGC Consultoria. Para la Fiscalía, los implicados tenían un único propósito: lucrarse a través de los seguimientos ilegales a otras personas.

En la imputación de cargos la Fiscalía indicó que el expediente contra esta red criminal se logró construir gracias a dos investigaciones que se estaban llevando a cabo por parte de la Fiscalía desde 2017. Una de ellas tenía que ver con una denuncia por unos robos a vehículos en la vía Panamericana entre los departamentos de Nariño y Valle del Cauca. La otra, provino de inteligencia militar ecuatoriana, quienes alertaron a las autoridades colombianas de los servicios ofrecidos por dos exmiembros del Ejército sobre interceptar de manera ilegal las comunicaciones.

(Lea también: Así se descubrió la nueva red de chuzadas ilegales)

Las primeras pesquisas permitieron la captura el pasado 3 de agosto de los coroneles (r) Jorge Humberto Salinas -el dueño de la empresa dedicada a las “chuzadas”- y Carlos Andrés Pérez, del mayor (r) Luis Mesías Quiroga y de la hacker Maria Alicia Pinzón. Tras ser enviados a prisión, los implicados en el escándalo solicitaron que fueran escuchados en interrogatorio para colaborar con las autoridades y develar cómo funcionaba la red. Y fue gracias a esas declaraciones que la investigación tomó un nuevo impulso y se logró identificar a quienes fungieron como socios y consiguieron clientes.  

Durante la diligencia judicial, la Fiscalía presentó el testimonio del coronel (r) Salinas como una de las pruebas fundamentales para demostrar la relación del general (r) Guatibonza, Arenas y Villarraga con la red de chuzadas. Además, el ente investigador presentó varias conversaciones telefónicas entre julio de 2017 y julio de este año para reforzar su tesis. La mayoría de estas llamadas son entre el coronel (r) Salinas con el mayor (r) Quiroga. Asimismo, hay un par en las que se escucharía hablar a Guatibonza y con Pinzón, en las que el primero le solicitaba recuperar mensajes de WhatsApp.

“El rol dentro de la organización del señor Guatibonza, pues de acuerdo a las comunicaciones obtenidas y a la interceptación de comunicaciones del señor Jorge Humberto Salinas Muñoz, así como el del interrogatorio del prenombrado Salinas, Humberto de Jesús Guatibonza es integrante de esta organización, siendo socio de Jorge Salinas a través de las empresas HGC de Humberto Guatibonza Carreño Consultoría S.A.S y de la empresa A&G Seguridad Ltda.”, aseguró el fiscal del caso.

(Le puede interesar: El testimonio que hizo caer al general (r) Humberto Guatibonza)

Nuevas empresas mencionadas  

Uno de los detalles más de reveladores de esta audiencia de imputación de cargos tuvo que ver con la revelación de los nombres de algunas de las 175 carpetas que se encontraron en el computador de la hacker y el coronel (r) Salinas. Muchas de ellas fueron identificadas con los nombres de reconocidas empresas del país. Aunque la Fiscalía no detalló si se trataban de clientes o víctimas, en su interior había información sobre recuperación de mensajes de WhatsApp y seguimientos a comunicaciones.

Algunos de los nombres de las carpetas halladas son: Acacias, Servientrega, Gaula, Carreño, Bucaramanga, Gaula 2, Cultivo de flores, Providencia, Pymes, Guatibonza, Prosegur, Gordo o Barbas, Pepsico, Avianca, Goodyear, Fiduciaria, Sijín, Supergiros, Alcaldía de Mesitas, Bayer, Davivienda, La Calera, Rolex, Argos, Premium, entre otros.  Por el momento, la Fiscalía seguirá determinando quiénes fueron víctimas y quiénes clientes. Guatibonza y compañía aún están a la espera de que un juez defina si enfrentarán su juicio en prisión o en libertad.