General Palomino anuncia suspensiones tras robo de armas

Cien pistolas de fabricación estadounidense fueron robadas de una bodega de la Policía.

Luego de que la Policía confirmara que seis funcionarios civiles del Fondo Rotatorio de la Policía y cuatro uniformados de la institución, son interrogados por los investigadores que buscan establecer el paradero de las 100 armas robadas, el general Rodolfo Palomino anunció suspensiones por este aparente caso de corrupción.

Desde Washington, el director de la Policía afirmó que ya están sobre la pista de los funcionarios de la Policía que habrían participado en el robo de 100 armas 9 mm Sig Sauer en Bogotá.

“Las acciones preliminares ya nos pueden estar revelando presuntos responsables a los que se les notificará la suspensión”, comentó.

Por su parte, la general Luz Marina Bustos, subdirectora de la Policía Nacional, aseguró que en caso de que se confirme que estos cuatro agentes estuvieron involucrados en estos hechos se tomarán medidas drásticas.

“Solo contamos con hipótesis que están siendo parte del proceso de investigación. Nosotros nunca dudamos en adoptar una mano dura y firme frente a situaciones de corrupción, dijo la uniformada.

Según la información preliminar, entre los interrogados están todos los que tuvieron contacto con el armamento que estaba en proceso de legalización en el país.

Las pistolas nuevas tienen un costo de más de 180 millones de pesos, según figura en la página de internet del fabricante.

Hasta el momento no hay pistas concretas sobre el paradero del armamento robado hace una semana.

El pasado sábado se confirmó el robo de cien pistolas de fabricación estadounidense que se encontraban en una bodega de la Policía.

El director del Fondo Rotatario de la Policía, general Gabriel Parada, dijo que el robo de las armas se descubrió mientras se hacían labores para legalizar las armas.

El oficial no precisó la fecha en que ocurrió el robo ocurrido en una depósito que tiene la Policía en el sur de Bogotá.

Detalló que el robo se descubrió porque se estaban revisando unas cajas de un lote de armas que había llegado de Estados Unidos.

El armamento iba para la dotación de la Policía, que ofreció una recompensa de hasta 20 millones de pesos por información que permita esclarecer los hechos y capturar a los responsables.
 

Temas relacionados