General que pidió la baja por escándalo de "carpetas secretas" pasó por el DAS

Noticias destacadas de Judicial

El oficial Gonzalo Ernesto García Luna pidió el retiro de las Fuerzas Armadas por el escándalo de seguimientos y perfilamientos a periodistas, políticos y defensores de derechos humanos. No tiene una sola investigación en contra y su nombre es poco conocido.

El pasado 1° de mayo se anunció el retiro del Ejército de 11 militares y de un general que solicitó la baja del servicio ante la revelación de un nuevo escándalo que sacude a esa institución: el uso de recursos y de inteligencia para perfilar a periodistas, dirigentes políticos e integrantes de ONG de derechos humanos. El general que pidió su retiro por este capítulo, que la revista Semana bautizó como las “carpetas secretas”, es Gonzalo Ernesto García Luna, quien se desempeñaba como comandante del Departamento Conjunto de Inteligencia y Contrainteligencia.

Hasta este nuevo escándalo de supuestos seguimientos informáticos ilegales desde el Ejército Nacional, el nombre de este general, cuya salida del Ejército reveló El Espectador, no aparecía en investigación alguna de organismos de control. Mucho menos en un escándalo. Un “duro” en inteligencia que, de la mano del general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército, llegó a la jefatura del Jefe Departamento Conjunto de Inteligencia y Contrainteligencia al cerrar 2019. Nacido en Sesquilé (Cundinamarca) el 5 de noviembre de 1968, fue ascendido a finales de 2016 y se convirtió en general.

(Le puede interesar: Los dos generales que saldrán del Ejército por cuenta del escándalo de “carpetas secretas”)

Su hoja de vida quedó plasmada en la Gaceta del Congreso del 15 de noviembre de 2016, cuando el Senado analizaba qué coroneles del Ejército ascenderían a generales. García Luna ingresó a la Escuela de Formación de Oficiales el 1º de diciembre de 1988 y dedicó su vida a la carrera militar. En diciembre de 1988 fue ascendido como subteniente, en 1995 ya era capitán, llegó a teniente coronel en el 2005 y a coronel en diciembre de 2010. Su hoja de vida fue seleccionada para ascenso a brigadier general durante el mandato de Juan Manuel Santos y respaldada ante la Comisión Segunda del Senado por el senador Mauricio Lizcano.

García Luna es profesional en Ciencias Militares y Administración de Empresas, tiene especializaciones en Seguridad y Defensa Nacional y en Comando y Estado Mayor de la Escuela Superior de Guerra; es magíster en Estudios Políticos y en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana y cuenta con otra especialización en Estudios Políticos de la Escuela de Inteligencia.Y fue precisamente esa área, la inteligencia, en la que se enfocó a lo largo de su carrera.

(En contexto: Nuevo escándalo en Inteligencia militar: 11 oficiales y un general salieron del Ejército)

Entre los cargos que desempeñó está el de comandante y segundo comandante de la Central de Inteligencia Técnica del Ejército; director y subdirector de la Dirección de Reclutamiento y Control de Reservas; miembro del Estado Mayor de la Tercera División; jefe de Estado Mayor Central de Inteligencia en la Central de Contrainteligencia Militar; y comandante regional de Inteligencia Militar en la Regional de Operaciones de Contrainteligencia Nº 1.

Según su hoja de vida, García Luna también fue ejecutivo y segundo comandante de la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia “general Ricardo Charry Solano” y también, ni más ni menos, director general de inteligencia en el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el mismo que fue liquidado en 2011 luego de múltiples escándalos de irregularidades cometidas en nombre de la inteligencia de Estado. Incluso recibió la medalla Departamento Administrativo de Seguridad. En su hoja de vida aparecen registrados 15 cursos sobre operaciones, armas, explosivos, paracaidismo, inteligencia, seguridad y de “analista y entrevistador”, entre otros.

(Le puede interesar: "Actuaciones individuales no pueden definir la institución": general Zapateiro)

También aparecen varios seminarios, conferencias y foros, así como más de 32 distinción y medallas al mérito y al honor militar como la Orden al Mérito Militar “José María Córdova”. Igualmente, fue designado en comisión administrativa a China y Ecuador y en comisión diplomática en los Estados Unidos. Una carrera militar brillante y sin tacha hasta que este escándalo tocó su puerta. Hasta el momento se desconocen las razones que tuvo para pedir la baja del Ejército y si tuvo o no, en qué grado y desde qué instancia, participación en este nuevo escándalo que enloda al Ejército Nacional.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.