Gobernador de La Guajira se declaró inocente en proceso por triple homicidio

El mandatario departamental guardó silencio frente a la pregunta hecha por el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá.

El Gobernador de La Guajira, Francisco Gómez Cerchar guardó silencio ante la pregunta del magistrado del Tribunal Superior de Bogotá frente al hecho de si aceptaba o no los delitos imputados por la Fiscalía General en la audiencia celebrada en la tarde de este lunes.

Ante esta acción, el togado asumió que el mandatario departamental no aceptaba su responsabilidad en delitos de triple homicidio agravado, doble tentativa de homicidio, porte ilegal de armas y porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado imputados.

El mandatario departamental se retiro de la sala de audiencias del Tribunal argumentando que se le vulneraron sus derechos fundamentales puesto que la diligencia judicial se adelantó sin la presencia de su abogado, quien presentó una incapacidad médica.

Igualmente indicó que en estos momentos se adelanta una investigación con el fin de certificar el paradero de Marcos de Jesús Figueroa, alias ‘Marquitos’, comandante de una banda criminal en La Guajira, y quien habría participado en estos asesinatos registrados en 2008 y 2012.

“Si las labores siguen como van en poco tiempo tendremos una respuesta. Tenemos elementos probatorios, información legalmente obtenida que nos permite establecer una clara relación entre ellos”, precisó Zamora al hacer referencia entre las actividades adelantadas por ‘Kiko’ Gómez y ‘Marquitos’.

La representante del ente investigador llamó la atención sobre el hecho de que la investigación en contra del Gobernador fue archivada en el año de 2011 por un fiscal especializado de Santa Marta quien no tuvo en cuenta las pruebas recolectadas. Por estos hechos se compulsaron copias para que se investigara penal y disciplinariamente al fiscal que tuvo esta investigación por omisión y extralimitación en sus funciones.

Se espera que en los próximos días se presente una nueva solicitud para adelantar una audiencia de medida de aseguramiento en contra del mandatario departamental, quien se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá desde el pasado mes de octubre.