Gobernadora de Putumayo no aceptó cargos por avalancha de Mocoa

Luego de una audiencia que tardó más de cinco horas, Soy Sorrel Aroca Rodríguez se declaró inocente por el delito de homicidio culposo. Fiscalía no solicitó medida de aseguramiento.

Soy Sorrel Aroca, gobernadora del departamento de Putumayo. Archivo particular.

La gobernadora del departamento del Putumayo, Soy Sorrel Aroca Rodríguez, se declaró inocente por el delito de homicidio culposo. La Fiscalía la investiga por haber desatendido la posición de garante que, de acuerdo con la Constitución Política, la obligaba a proteger la vida de las personas que habitaban en zonas de riesgo de Mocoa e impedir que se produjera una catástrofe mayor. (Le podría interesar: "Lo que sucedió en Mocoa era imposible de predecir": gobernadora de Putumayo)

De acuerdo con el ente investigativo, la posición de garante es la situación en la que se encuentra una persona que tiene el deber de impedir un resultado que es evitable. “Cuando quien tiene esa obligación la incumple, y con ello hace surgir un evento lesivo que podía ser impedido, abandona la posición de garante”, explicó la Fiscalía, en su momento, citando jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia.

En la audiencia, que se desarrolló en el Tribunal Superior de Bogotá, el fiscal Carlos Iván Mejía explicó que Aroca Rodríguez conocía el riesgo de la amenaza, la vulnerabilidad y el peligro inminente de los habitantes de Mocoa que se encontraban cercanos a las cuencas hídricas. Es decir, para la Fiscalía, la gobernadora departamental conocía las altas probabilidades de que se produjera una tragedia en esa zona del país. (Lea: Por avalancha de Mocoa, Fiscalía imputará cargos a la gobernadora de Putumayo)

“Las muertes le eran previsibles. Las autoridades departamentales y municipales conocían, con anterioridad al daño, que las características naturales de la quebrada ponían en riesgo inminente un alto porcentaje de la población de Mocoa”, explicó Mejía. La Fiscalía también tuvo en cuenta que hace tres años, en 2014, se presentó un aguacero que obligó a los habitantes de Mocoa, así como a los organismos de socorro, a tomar medidas de mitigación de riesgos e implementar planes de acción.

Esos planes de acción tenían como objetivo ejecutar un monitoreo constante de las cuencas hídricas y, conjuntamente, realizar estudios con el objetivo de identificar los riesgos a los que eventualmente podría enfrentar la población. “Los resultados parciales y finales de los estudios técnicos fueron conocidos por la gobernadora antes de la tragedia. No obstante, en una actitud incomprensible los ignoró a pesar de que allí se le indicaba el nivel de pluviosidad que podría ocasionar una torrencial lluvia como la ocurrida”, agregó el fiscal. (Lea: Fiscalía llamó a entrevista a alcalde de Mocoa y gobernadora del Putumayo)

Por estos hechos, la Fiscalía también investiga a José Antonio Castro Meléndez, alcalde de Mocoa, y Elver Porfidio Cerón Chincuque, exalcalde del municipio. Tendrán que responder por los delitos de homicidio culposo, prevaricato por acción y prevaricato por omisión.

 

últimas noticias