La presidente firmó la extradición el pasado 17 de octubre

Gobierno autorizó extradición a reconocido narco del norte del Valle

José Orlando Sánchez Cristancho, hombre de confianza de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, tendrá que responder ante la justicia estadounidense por los delitos de fraude bancario y lavado de dinero.

En 2001, Sánchez Cristancho fue condenado en Estados Unidos con una pena de 63 meses de prisión y 3 años de libertad bajo fianza, los cuales ya cumplió en dicho país. Sin embargo, tendrá que comparecer nuevamente ante la justicia de ese país. AFP.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, autorizó –el pasado 17 de octubre– la extradición de José Orlando Sánchez Cristancho, reconocido narcotraficante del norte del Valle, quien tendrá que responder ante la justicia de los Estados Unidos por los delitos de fraude bancario y lavado de dinero.

A este narcotraficante, la Corte del Distrito Sur de la Florida le imputó cargos el 3 de abril de 2014. El documento, firmado por el presidente Santos, dice que de acuerdo con la información allegada, Sánchez Cristancho no tiene requerimientos judiciales y que su captura responde únicamente a su proceso de extracción.

Sánchez Cristancho fue capturado en marzo pasado, pero solo hasta ahora se conoció que el pasado 17 de octubre el presidente firmó su comparecencia ante la justicia norteamericana, según dice la Revista Semana. De acuerdo con los investigadores, el antiguo hombre de confianza de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, trataba de pasar desapercibido con el fin de no ser detenido por las autoridades.

Hace cerca de 17 años se entregó a la justicia de Estados Unidos, en donde pagó una condena por delitos relacionados con narcotráfico y colaboró con información sobre los carteles mexicanos y colombianos. Sin embargo, al regresar al territorio colombiano, continuó con sus actividades ilícitas.

Por eso, ese ese entonces, el director de la Policía, general Jorge Nieto, creó un grupo especializado en la Dirección de Investigación Criminal con el objetivo de rastrear sus movimientos. De acuerdo con las pesquisas, los agentes pudieron detectar que Sánchez Cristancho comenzó a realizar fraudes bancarios y lavado de activos, por lo que fue expedida una nueva orden de detención en su contra.

A Sánchez Cristancho lo relacionan, por parte del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el asesinato de Elizabeth Montoya de Sarria, alias Monita Retrechera, por una presunta deuda de US$11 millones que tenía con ella. En 2001 fue condenado en la Florida, por lavado de activos, con una pena de 63 meses de prisión y 3 años de libertad bajo fianza, los cuales ya cumplió en dicho país.