Gobierno controlará venta de cemento y combustibles en Córdoba

La medida se toma luego de que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) presentara su reporte anual sobre territorios con presencia de cultivos de coca con fines ilícitos. Córdoba, entre los diez con más siembras ilegales.

Cortesía Luis Eduard Noriega

El Ministerio de Justicia anunció el inicio de un control sobre el manejo de cemento y combustibles, como gasolina y ACPM, en el departamento de Córoba donde, desde ahora, personas y empresas deberán realizar los trámites correspondientes ante la Subdirección de Control y Fiscalización de Sustancias Químicas y Estupefacientes, con el fin de registrar para qué adquieren estas sustancias.

La medida se toma luego de que, la semana pasada, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) presentara su reporte anual sobre territorios con presencia de cultivos de coca con fines ilícitos. El organismo reportó que uno de los diez departamentos donde más se identificaron siembras ilegales en 2015 fue en Córdoba, con 1.363 hectáreas.

La venta tanto de cemento como de gasolina están restringidas o bajo seguimiento especial en varias de las zonas del país donde se han detectado extensiones de cultivos de uso ilegal. El cemento sirve para convertir la hoja de coca en pasta de cocaína, y los combustibles sirven para transportar la droga.

Esa dependencia actualizó la circular en la que se enumeran los diez departamentos más afectados por presencia de cultivos de uso ilícito, que ahora son Nariño, Putumayo, Norte de Santander, Guaviare, Caquetá, Cauca, Meta, Chocó, Antioquia y Bolívar.

Córdoba ha tenido peores reportes que este último. En 2010 se contaron 3.889 hectáreas de coca, pero en los años siguientes la cifra bajó hasta llegar a las 439 hectáreas en 2013: la tercera parte de los cultivos que se reconocieron en 2015. Un número alto, pero que sigue siendo mucho más bajo que el de hace seis años.

Los cultivos en este departamento aumentaron un 143% con respecto al año anterior, y se concentran en los municipios del sur, como Montelíbano, en donde hace dos semanas la Policía destruyó un laboratorio para el procesamiento de coca que pertenecería a Clan del Golfo.

Temas relacionados