Gobierno dice que se erradicaron 100.000 hectáreas de cultivos ilícitos en 2019

Noticias destacadas de Judicial

Al hacer un corte de cuentas sobre los avances y los retos en materia de seguridad, el presidente Duque también sostuvo que, el año pasado, los homicidios se redujeron en un 1% respecto de los casos registrados en 2018.

El presidente Iván Duque, acompañado de varios miembros de su gabinete, dio este jueves un parte de los pasos que se dieron en materia de seguridad en el año pasado. En compañía de los ministros del Interior, Justicia y Defensa, así como del fiscal (e), Fabio Espitia, el consejero para la Seguridad, Rafael Guarín y la cúpula militar, el primer mandatario comenzó su intervención celebrando que los homicidios se redujeron en un 1% y los secuestros en un 48%, cifras significativas en ambos casos.

(Le puede interesar: La seguridad en el primer año de Duque: un panorama complejo)

Según explicó el presidente, la tasa de secuestros alcanzó un bajo histórico, “la más baja desde que hay indicadores de ese delito en Colombia”. Asimismo, en el caso de los homicidios, el país registró una de las tasas más bajas desde 1974. El hurto a residencias bajó en un 6% y el hurto a comercios en un 2%. “Esto es un logro de Colombia y nos tiene que motivar a que cada año seamos mejores en esos resultados”, dijo el primer mandatario.

Las cifras las presentó Duque luego de reunirse con los funcionarios que lideran las políticas de seguridad y lucha contra las drogas en el país. Por eso, los resultados de operaciones contra estructuras de crimen organizado también se hicieron notar. En primer lugar, el presidente aseguró que en 2019 se erradicaron 100.000 hectáreas de coca y que, como cifra récord, 94.000 de estas fueron arrancadas manualmente por equipos de erradicadores de la Fuerza Pública.

(Lea también: Los puntos clave de la política de seguridad ciudadana del gobierno Duque)

El presidente reconoció, sin embargo, que el problema de los cultivos declarados ilícitos no es tan sencillo: “Desde luego, enfrentamos el reto de la resiembra, sin duda, pero Colombia mantiene clara su meta de reducir en un 50% el área sembrada de cultivos ilícitos para el 2022 o 2023. En la medida en que tengamos reducciones netas que nos acerquen a esa meta, sentimos que vamos en la dirección correcta”.

Asimismo, el presidente celebró que las estructuras de crimen organizado, como disidencias de las Farc, Eln y otros grupos neoparamilitares “están bajo el acecho de la Fuerza Pública y de la Justicia”. Según explicó, prueba de ello es que se han reducido las acciones típicas a las que recurrían estos actores: Por un lado, las voladuras de oleoductos disminuyeron en un 33% en 2019, y, por otro, los ataques a torres eléctricas se redujeron en un 100%. “Eso muestra la presencia territorial, la capacidad de reacción y la protección de infraestructura estratégica”.

(Le puede interesar: 2019 tampoco fue el año para los líderes sociales)

En el pronunciamiento también tomó la palabra el fiscal Espitia, quien anunció que los asesinatos de líderes sociales se redujeron en un 25%, aunque reconoció que, para este nuevo año, “quedan tareas pendientes que espero que este año puedan ser objeto de un mejoramiento”. Asimismo, dijo que el esclarecimiento de estos crímenes, así como de los asesinatos y hostigamientos a excombatientes de las Farc acogidos al Acuerdo de Paz son las dos grandes prioridades del ente investigador en este momento.

Comparte en redes: