Gobierno pide perdón por masacre de El Placer, ocurrida en 1999 en Putumayo

El 7 de noviembre de 1999, 11 personas perdieron la vida tras una incursión paramilitar en la inspección de Policía de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez.

Los ‘paras’, como era lo usual, llenaron El Placer de grafitis. /Jesús Abad Colorado

El Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, pidió perdón este sábado por la masacre de El Placer, ocurrida en 1999 en Putumayo y que dejó 11 personas muertas, tras una violenta incursión por parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El mandatario, quien este sábado visitó La Hormiga, sostuvo que el acto de perdón fue voluntario e instó a los asistentes al evento a darse lo que denominó el abrazo de la paz, de cara a la reconciliación.

“Yo quiero hoy aquí, sin que nadie me lo pida, como presidente de la República, como Jefe de Estado, pedir perdón por esa masacre de El Placer”, sostuvo Santos, quien posteriormente invitó a los asistentes a abrazarse.

“Eso es lo que necesitamos para Colombia: que todos nos abracemos, que nos demos el abrazo de la paz, que comienza aquí en La Hormiga, en Putumayo”, indicó el mandatario, quien agregó: “tenemos que reconciliarnos no solamente aquí en el Putumayo sino en todo el país”.

La masacre de El Placer se registró el 7 de noviembre de 1999 en la inspección de policía de El Placer, en el municipio del Valle del Guamuez, en el Bajo Putumayo y según se ha podido establecer, cuando las AUC incursionaron en la población, la inspección era un centro de producción de pasta de coca, cuyo control era ejercido por el frente 48 de las Farc y que estaba en la mira de los paramilitares.

Ese 7 de noviembre era día de mercado y el lugar estaba repleto de gente, cuando alrededor de 36 miembros del Bloque Sur Putumayo de las AUC arribaron al pueblo, se bajaron de los camiones en que se movilizaban y empezaron a disparar indiscriminadamente contra la población, asesinando a 11 personas. (Lea: Cuando El Placer fue un infierno)

Durante su visita en La Hormiga, Santos entregó 200 viviendas gratis, un bus escolar, subsidios de vivienda, recursos para proyectos productivos y 700 hectáreas de tierras a cientos de mujeres beneficiarias del Programa de Restitución de Tierras.