Gobierno utiliza el miedo para que los colombianos aprueben los acuerdos de paz: Procurador

Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que es ingenuo pensar que al presidente Juan Manuel Santos se "le chispoteó" el comentario sobre una guerra urbana del grupo guerrillero si no se firma la paz.

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que en los últimos días se ha puesto en marcha una estrategia por parte del Gobierno y las Farc para que los colombianos aprueben en las urnas el acuerdo final que se firme en La Habana (Cuba) tras cuatro años de negociaciones.

Para el jefe del Ministerio Público tanto el Gobierno como el grupo guerrillero se han puesto de acuerdo “para obligar a los colombianos a aceptar lo que ellos acuerden. Para esto utilizan los instrumentos del terror o a la amenaza para lograr una “cascada impositiva” sino se aprueban los acuerdos.  

“En La Habana no hay dos partes, hay solamente una: el Gobierno y las Farc, que se han fundido y coludido para ponerse de acuerdo para obligar a los colombianos a aceptar lo que ellos acuerden”, precisó Ordóñez Maldonado sobre el hecho que es evidente la estrategia de guerra psicológica que se están haciendo.

En este sentido aseguró que no se puede creer que al Presidente de la República se le “chispoteara” la advertencia frente al hecho que las Farc estarían preparadas para ejecutar una guerra urbana de no llegarse a un acuerdo final en el proceso de paz. “La amenaza impositiva, todo el articulado hace parte de la campaña a la ue nos van a someter”.

Al ser consultado sobre la nueva fecha límite establecida por el jefe de Estado para la firma de un acuerdo el Procurador General indicó que tiene la seguridad que más temprano que tarde se va a firmar dicho documento. Sin embargo, reiteró que lo acordado en La Habana no le va a poner un fin al conflicto armado.

“Esto no es un acuerdo de paz, eso es un acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc”, precisó Ordóñez al considerar que esta es una “de las grandes estafas que le están proponiendo al pueblo colombiano. Es un acuerdo entre dos elites, la que representan las Farc y la del Gobierno”.

“Los colombianos no le deben temer ni al terror, ni al miedo, a lo que le deben temer es a la alianza entre el Gobierno y las Farc”, aseguró desde Tunja (Boyacá) en el marco de la presentación de la estrategia ‘100 y más advertencias para una exitosa administración territorial’.