Guardabosques de reserva en la Sierra Nevada fue golpeado por encapuchados

Noticias destacadas de Judicial

La Fundación ProAves denunció que uno de sus guardabosques de la reserva en la Sierra Nevada de Santa Marta fue víctima de una fuerte golpiza. Es el segundo ataque contra ProAves durante el año, después del posible asesinato del coordinador Gonzalo Cardona Molina.

Ayer 6 de abril, en horas de la noche, un guardabosques de la Fundación ProAves, quien trabaja en una reserva en la Sierra Nevada de Santa Marta, fue golpeado por dos hombres encapuchados dentro del mismo lugar. El funcionario resultó gravemente herido y fue trasladado de urgencias a un hospital del sector, donde ya está estable.

Lea también: Líderes sociales asesinados en 2020 fueron 66, dice el Gobierno, en contraste con otras cifras.

“Los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes, entre quienes se encuentran la Policía del Distrito de Santa Marta, la Inspección de Policía del corregimiento de Minca, el Ejército Nacional y la Personería Distrital, los cuales se comprometieron a hacer presencia en la zona y se encuentran actualmente adelantando distintas acciones y medidas para atender esta difícil situación”, señalo ProAves.

De acuerdo con la fundación, se está esperando la evolución del guardabosques para interponer una denuncia ante la Fiscalía. Mientras tanto, ProAves denuncia que durante la pandemia por COVID-19 ha enfrentado presiones por la invasión en algunas áreas y amenazas de deforestación, por cuenta de la demanda de terrenos para la construcción de casas de vacaciones.

En contexto: Entre 2016 y 2020 han asesinado 753 líderes: Defensoría a Fiscalía.

La Fundación ProAves nación en 1998 con el objetivo de conservar el Loro orejiamarillo en Colombia, así como las aves silvestres y su habitad en Colombia. “ProAves es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, con una membresía gratis y abierta para todos los que quieran compartir nuestra visión de evitar la extinción de las especies amenazadas y de proteger sus áreas clave, en asocio con ciudadanos orgullosos de sus recursos naturales”, explica la institución.

El ataque al guardabosques de la Sierra Nevada representa el segundo ataque contra ProAves en lo que va corrido del 2021. El pasado 11 de enero, el coordinador de la reserva Loros Andinos, Gonzalo Cardona Molina, apareció muerto en extrañas circunstancias. El guardián del Loro orejiamarillo había desaparecido tres días antes, en la vereda La Unión, en el departamento del Valle del Cauca.

En contexto: Adiós al guardián del loro orejiamarillo.

Gonzalo Cardona estaba vinculado a ProAves desde 1998, cuando la institución llegó a la región de Roncesvalles (Tolima), con el objetivo de proteger al ave en peligro de extinción. “Durante más de dos décadas, él ha apoyado en expediciones, censos y monitoreos que han aportado a la historia natural del Loro Orejiamarillo y de otros loros andinos. Igualmente, ha acompañado con su sello de alegría y espontaneidad durante todo este tiempo a los visitantes del páramo de La Yerbabuena”, le explicó una fuente de ProAves a El Espectador, en enero de 2021.

El posible crimen contra el defensor significó la primera muerte de un líder ambiental en Colombia en lo que va del año. De acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), ya van 43 asesinatos contra líderes sociales y defensores de DD.HH. La última víctima fue Albeiro Hoyos, un líder campesino que fue apuñalado por la espalda el pasado 5 de abril en Anorí (Antioquia).

Comparte en redes: