En La Picota

Habrían encontrado cocaína y celulares en celda del exfiscal Gustavo Moreno

Los elementos fueron hallados durante una inspección adelantada por el CTI de la Fiscalía en la cárcel La Picota de Bogotá. Exfiscal anticorrupción niega que la droga sea suya.

Gustavo Torrijos - El Espectador.

En desarrollo de la investigación que se adelanta contra el senador Musa Besaile, la Corte Suprema de Justicia -puntualmente la Sala de Instrucción No. 2 que preside el magistrado Luis Hernández- ordenó el allanamiento de las celdas de la cárcel La Picota de Bogotá, en las que se encuentran recluidos el exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, y su socio, el abogado Leonardo Pinilla.

La tarea se realizó este jueves en las primeras horas de la mañana mientras las autoridades transportaban a Moreno hacia la Corte Suprema de Justicia, en donde debe cumplir una diligencia de declaración La sorpresa fue mayor cuando los agentes del CTI de la Fiscalía encontraron en el lugar dos celulares e incluso, cocaína. (Lea también: Transcripciones de la DEA en el caso Gustavo Moreno, una bomba en camino)

De hecho, según se conoció, cuando los efectivos del CTI estaban llegando a la celda de Moreno, por la ventana fueron arrojaron dos teléfonos celulares que, tras ser recuperados, pasaron a cadena de custodia en la indagación, al igual que los otros dos teléfonos móviles quefueron hallados en la celda de Pinilla.

En la celda de Moreno las autoridades también encontraron varios gramos de cocaína y se investiga a quién pertenecía la droga pues en las celdas de Pinilla y Moreno hay más reclusos. 

Los elementos fueron incautados y la Fiscalía comenzará una investigación diferente, en la que tendrán que incluir a miembros del Inpec, quienes son los encargados de custodiar a Moreno.

A su turno Moreno emitió un comunicado desde el pabellón de extraditables de La Picota, asegurando que en su celda no habían sido encontrados celulares y que incluso durante la diligencia uno de sus compañeros había aceptado que las drogas eran suyas.  "Los únicos elementos de mi propiedad que fueron encontrados, ilegalmente revisados, leídos y copiados por los agente del CTI fueron mis cuadernos personales, donde tengo anotaciones privadas sobre mi defensa, procesos, y demás asuntos estrictamente personales que hacen parte de mi intimidad", manifestó.

De acuerdo con el exfiscal, las versiones sobre los elementos hallados en su celda  son parre "de la sistemática campaña de desprestigio emprendida en mi contra por quienes están interesados posar como víctimas en sacar provecho de mi situación, y de mi temporal silencio".