"Hacinamiento carcelario es una bomba de tiempo": Judicatura

Considera que se le debe dar prelación a la detención domiciliaria y el uso de los brazaletes electrónicos.

El presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz calificó como “preocupante” la situación de hacinamiento que se presenta en la mayoría de los centros carcelarios y penitenciarios en todo el país que presentan así como las Unidades de Reacción Inmediata (URI).

El magistrado indicó que en las últimas semanas participó en una serie de visitas a estos centros penitenciarios en la que se pudo establecer que en celdas diseñadas para cinco personas se encuentran recluidas 35 lo que conlleva a una situación sanitaria y de convivencia peligrosa.

Ante esto indicó que los jueces de ejecución de penas deben buscar soluciones diferentes a las de enviar a las cárceles y centros penitenciarios a las personas y empiecen a utilizar los mecanismos de la detención domiciliaria, el brazalete electrónico y la libertad condicional.

“Me llama mucho la atención que gente procesada por delitos menores, mayores de 65 años, enfermos terminales se encuentren privados de la libertad en estos centros”, precisó el presidente de la Sala Disciplinaria al indicar que en los próximos días se realizarán una serie de visitas a los departamentos con el fin de mejorar los problemas de hacinamiento.

El magistrado reiteró su posición frente a un indulto para los delitos menores. “Lo que yo no pretendo es cobijar delitos atroces como delitos de lesa humanidad, violación de menores, etc., pero frente a los otros cargos si se podría”.

Para el togado ante la grave situación que se está presentando en el sistema carcelario se deben buscar soluciones efectivas y rápidas con el fin de mejorar las condiciones de estas personas que viven en el hacinamiento.

“Hay gente que dice que si cometió un delito hay que entrar a ser duro con él, pero también tenemos que tener en cuenta que no podemos tener esas condiciones tan deprimentes”, precisó.

Según las cifras recolectadas existen más de 2 mil internos con problemas psiquiátricos en todo el país, por lo que si existe un dictamen de Medicina Legal se debe revisar inmediatamente la situación jurídica de estos reclusos.

“La mala costumbre es que por delitos mínimos o irrisorios inmediatamente la gente piensa en una pena, esa no puede ser la situación del país”, aclaró al considerar que se debe buscar un proyecto para mejorar y fortalecer el estatuto penitenciario en el país con el fin de que esta gente no tenga que vivir en esas condiciones.

Por último señaló que Gobernadores y Alcaldes deben trabajar de mano con el Inpec para buscar soluciones efectivas.