"Haremos lo necesario para recuperar cuerpos de pilotos de avión desaparecido"

El general Tito Saúl Pinilla, comandante de la Fuerza Aérea de Colombia, aseguró que miembros del CICR iniciaron contactos con las Farc para tal fin.

El comandante de la Fuerza Aérea de Colombia, general Tito Saúl Pinilla, no descartó este jueves que las Farc hayan derribado el avión súpertucano que desapareció el miércoles en el Cauca mientras realizaba operaciones militares en ese departamento.

Pinilla explicó, en diálogo con Caracol Radio, que representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) lo llamaron para contarle que miembros de las Farc se habían comunicado con ellos para informarles que tenían en su poder uno de los cuerpos de los pilotos del avión desaparecido, el cual, además, aseguran haber derribado.

Pinilla se mostró cauto ante tal supuesto y no lo descartó, aseguró eso sí, que la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) hará todo lo que esté a su alcance y los procedimientos necesarios para recuperar a los pilotos.

“No quisiera entrar en terrenos de suposiciones y no quisiera contestar sin fundamentos con respecto a si fue derribado o no, pero mi experiencia como piloto me dice que es muy difícil que lo hayan hecho por la altura en que se encontraba el avión”, explicó Pinilla, al tiempo que agregó que los pilotos que se encontraban a bordo del supertucano tenían entre seis y siete años de experiencia.

“El piloto de la aeronave era el teniente Andrés Serrano Lemus, oficial de 25 años, soltero, con mucha experiencia en vuelo, al menos 1200 horas y por lo menos 200 horas en los tucanos”, indicó el comandante de las FAC, quien aseguró además que se encuentra en Cali dirigiendo desde allí la operación de la ubicación del avión desaparecido.

Atrás del piloto iba a bordo el suboficial Óscar Castillo, quien tenía 1800 horas de vuelo y era el inspector del avión en ese momento. Su función, según Pinilla, no era la de ser el artillero de la aeronave sino colaborar al piloto con sus funciones.

El comandante de las FAC precisó que el supertucano  tenía la misión específica de apoyar desde el aire a una tropa del Ejército que se encontraba en combate con la guerrilla en ese momento.

“Es posible que los pilotos hayan tenido la posibilidad de eyectarse del avión y si así fue, tenemos la esperanza de que pudiesen estar vivos o que alguien los hubiese rescatado. En caso de ser así, pedimos respeto por la vida de ellos”, precisó Pinilla.

De acuerdo con el Alto Oficial, los supertucano pueden volar a una altura máxima de 25 mil pies y a una velocidad de 300 kilómetros por hora. Indicó además que en esta misión, la altura mínima debía ser de 11 mil pies, la cual consideró como “una altura segura”, para evitar cualquier ataque desde tierra.

Eso sí, Pinilla reconoció que dichas aeronaves poseen un blindaje muy pequeño, el cual solo se encuentra debajo de la silla de los pilotos.

Finalmente explicó que el avión desaparecido emite una señal que ya fue localizada para dar con su ubicación, pero que la misma da un área general, mas no específica. “Solo nos falta que el tiempo mejore para ir a ubicar la aeronave en el terreno”.