Hasta $40 millones cobraban por tramitar pensiones ilegales en las Fuerzas Militares

La red de estafadores era conformada por 17 militares activos y 15 militares en retiro.

Este viernes el comandante del Ejército reveló detalles de la forma en la que operaba la red de estafadores del sistema de salud de las Fuerzas Militares, que fue desarticulada tras la captura de 35 personas, entre las cuales se encuentran 17 militares activos, 15 en uso de retiro, dos especialistas externos y un civil al servicio de la Fuerza.

Con estas detenciones, que se registraron en Bogotá, San Vicente del Caguán, Puerto Berrio, Neiva, Ibagué, Yopal y Medellín, dejan en evidencia el sistemático robo a la salud de los integrantes de la Fuerza Pública. (Lea: 34 órdenes de captura por 'carrusel de la salud' en las Fuerzas Militares)

Los detenidos -que serán procesados por los delitos de concierto para delinquir, fraude procesal, falsedad ideológica, prevaricato por acción y omisión, y peculado- habían conformado una poderosa organización que logró defraudar al sistema de salud en aproximadamente 312 mil millones de pesos, mediante la aprobación ilegal de pensiones de invalidez.

De acuerdo con el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla, esta red criminal cobraba 20 millones de pesos por cada trámite para la obtención de certificados de altos índices de discapacidad, que permitieran mayor reconocimiento de indemnizaciones, y 40 millones de pesos por obtener altas pensiones. Adicionalmente violaban otras normas y hacían intercambios irregulares de dinero.

El alto oficial advirtió que estas capturas se efectuaron gracias a la información obtenida por denuncias sobre presuntas irregularidades en la obtención de conceptos médicos y juntas médicas en el servicio de salud para los miembros del Ejército Nacional.

“Esta red traficaba conceptos médicos falsos que permitían la realización de juntas médicas laborales, a través de las cuales se lograba el reconocimiento e incremento de pensiones por invalidez e indemnizaciones fraudulentas. Esto generaba grandes sumas de dinero para intereses particulares, afectándose de esta forma el bienestar de los miembros de la Institución”, señaló el general Lasprilla.

Por último, el comandante del Ejército condenó estos hechos de corrupción que involucra a personal militar y reiteró su disposición en colaborar con las investigaciones penales que adelanta la Fiscalía.

Insistió en tomar medidas anticorrupción y aplicar reformas profundas al sistema de salud, con el propósito de garantizar el acceso real a la provisión de servicios oportunos y de buena calidad para todos los usuarios de la Sanidad Militar y satisfacer las necesidades de nuestros beneficiarios.