Hasta el padre del "Ñoño" Elías estaría ocultando bienes de Alejandro Lyons

La Fiscalía incautó 12 propiedades y una sociedad, avaluadas en más de $18.000 millones. Se encuentran ubicadas en Montería, Sahagún y Coveñas. Por algunos de esos bienes, Lyons pagó en efectivo y entregó el dinero en tulas y en una nevera de pasta.

Este es uno de los bienes que la Fiscalía le acaba de incautar al exgobernador Alejandro Lyons.Foto: Fiscalía

Doce inmuebles y una sociedad, que estarían a nombre de terceros pero que realmente pertenecerían a Alejandro Lyons Muskus, fueron incautados por la Fiscalía y sobre ellos se aplicará la extinción del dominio. Así lo acaba de confirmar el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien señaló que estas medidas se suman a las que ya se habían aplicado sobre 10 propiedades en Sahagún y Pueblo Nuevo (Córdoba) en noviembre y diciembre del año pasado.

La Fiscalía concluyó que dos de los bienes incautados, que figuran en papeles a nombre de Bernardo Miguel Elías Náder -padre del suspendido senador Bernardo "Ñoño" Elías-, le pertenecen en realidad a Alejandro Lyons. Son una cabaña y un lote ubicados en Coveñas (Sucre). Los certificados de libertad y tradición de ambas propiedades fueron halladas por la Fiscalía el pasado 27 de diciembre, cuando allanó la casa del padre del exgobernador de Córdoba en Montería, Alejandro Lyons de la Espriella. Estaban en su mesa de noche.

(Puede interesarle: Los secretos del pacto de Alejandro Lyons con la justicia)

Ese allanamiento, de hecho, fue clave para que la Fiscalía rastreara más bienes que, al parecer, el exgobernador Lyons trató de ocultar poniendo a nombres de terceros. Así se encontraron documentos, por ejemplo, de las fincas La Línea, San José, La Loma y Si Quieres, ubicadas en Sahagún (Córdoba), y cuyo valor superaría los $3.000 millones: figuraban a nombre de la Sociedad JF Villa S.A.S. 

"La Fiscalía obtuvo los testimonios de la familia que vendió estos inmuebles al exgobernador de Córdoba, cada uno de los integrantes afirmó que nunca tuvo contacto con la firma que hoy aparece como dueña de las fincas. En las declaraciones se conoció que el mismo Alejandro Eugenio Lyons pagó inicialmente $1.200’000.000 a los entonces propietarios de los predios, quienes señalaron que recibieron el dinero en efectivo, en una tula y otra parte en una nevera de pasta. Luego, Lyons canceló el excedente en seis abonos distintos, dos de ellos hechos a través de transacciones bancarias".

Todas estas incautaciones hacen parte de la labor que viene haciendo la Fiscalía de detectar qué podría haber hecho Lyons con el dinero que se robó o que malversó en Córdoba mientras fungía como gobernador, entre 2012 y 2015. Para la Contraloría, los recursos públicos en sus manos se desangraron a través de carteles como el de la hemofilia, de pacientes con VIH o pacientes con síndrome de Down, y sería responsable de la mala gestión de unos $66.000 millones

Lyons fue el primer delator de lo que hoy se conoce como el cartel de la toga, y fue asimismo el primer condenado por ese gran escándalo de la justicia. El pasado 20 de febrero, la Corte Suprema de Justicia dio luz verde al preacuerdo que Lyons firmó con la Fiscalía, el cual implicaba que el exgobernador pagará 5 años de prisión y una multa de $4.000 millones. El acuerdo, en apariencia benévolo para un gran saqueador del erario, fue tan criticado que la Fiscalía tuvo que salir a defenderlo. 

El organismo investigativo señaló que Lyons se comprometió a ser testigo de cargo contra tres expresidentes de la Corte Suprema (Francisco Ricaurte, José Leonidas Bustos y Camilo Tarquino); contra un exdirector de la Fiscalía (Luis Gustavo Moreno); contra un congresista (Musa Besaile); y sobre otras personas que, como él, se habrían apropiado ilegalmente del dinero de la Gobernación de Córdoba. Algunas de esas delaciones ya las tiene la justicia, otras están aún por conocerse.

 

últimas noticias