"Hay sobrantes de dinero por cuenta del narcotráfico al proceso electoral”: procurador

Así lo dijo Fernando Carrillo en un congreso en Santa Marta. Dice que ahora será importante demostrar que es falsa la teoría de que el acuerdo de paz fue un "incentivo" para que incrementaran los cultivos de coca.

Procurador General, Fernando Carrillo Flórez.Óscar Pérez

Minutos después de intervenir en el Congreso Nacional de Comerciantes 2017, que se realiza en Santa Marta (Magdalena), el procurador General, Fernando Carrillo, manifestó que tiene conocimiento de que hay sobrantes de dinero por cuenta del narcotráfico al proceso electoral del próximo año. “Sabemos que hay sobrantes de dinero por cuenta del narcotráfico a la política, particularmente, en el proceso electoral de Colombia de 2018”, precisó.
 
Si bien, para el jefe del Ministerio Público ha prosperado la teoría de que el acuerdo de paz fue un “incentivo” para que en el país incrementaran los cultivos de coca y el narcotráfico, dice que ahora será importante demostrar todo lo contrario. Espera, entre otras cosas, que en la implementación de los acuerdos de paz se realicen esfuerzos “efectivos y genuinos” por parte del Estado, utilizando la erradicación, para evitar que las hectáreas aumenten. (Lea: ¿Va Trump a “descertificar” a Colombia?)
 
Las palabras del procurador se dieron luego de que, esta semana, la Casa Blanca señalara a Colombia de no cumplir con sus obligaciones, en virtud de los acuerdos contra el narcotráfico, debido al crecimiento del cultivo de coca y la producción de cocaína en los últimos tres años. Año tras año, el gobierno estadounidense pública un informe dirigido al Congreso en el que se evalúa lo que están haciendo los gobiernos extranjeros para combatir el narcotráfico. En dicho documento, se estima que los cultivos de coca aumentaron en el país en un 42%.
 
El Gobierno de Estados Unidos “tiene una visión distinta a los gobiernos del pasado, pero lo que es claro es que ellos también tienen una corresponsabilidad dentro de todo esto”, señaló Carillo. Y dice que aunque prendan las alarmas y hagan alertas, el problema de los cultivos ilícitos “es un problema bilateral (…). Ellos también deben trabajar en la interdicción de droga, particularmente, a nivel de la defensa de sus fronteras”. (Le podría interesar: "Hoy Colombia puede mostrar que no ha bajado la guardia": vicepresidente Naranjo)