“Hemos recibido más de 500 mil quejas y reclamos este año”: Supersalud

La Corte Constitucional convocó a audiencia pública en el marco del seguimiento de una de sus sentencias y para encontrar soluciones para el adecuado acceso al derecho de la salud en Colombia.

La audiencia pública se convocó para hacerle seguimiento a la sentencia T-760.Archivo.

Este jueves 6 de diciembre se llevó a cabo en la Corte Constitucional la audiencia de seguimiento a la sentencia T-760 para evidenciar las diversas problemáticas que se vienen presentando en el sector salud y así poder encontrar soluciones para el debido acceso a este derecho. El primero en intervenir ante los magistrados del alto tribunal fue el ministro de salud, Juan Pablo Uribe Restrepo quien destacó una leve reducción en la recepción de tutelas.

(Lea también: ¿Retroceso en derechos humanos en la Corte Constitucional?)

Uribe Restrepo aseguró que en comparación con el 2017 las cifras son muy similares, ya que este año se recibieron cerca de 190 mil tutelas. El 43% de estas corresponden a demoras en la designación de citas médicas o servicios para los pacientes.

“Hay un reto de gestión en el desempeño mismo del sistema y de sus organizaciones donde a través de mayor focalización de la política pública, tomando estas evidencias, de disparidad podremos tomar muchos de los servicios para los ciudadanos interviniendo oportunamente con sanciones, con monitoreo y evaluación, también con incentivos como se ha propuesto”, afirmó el ministro de salud.

Adicionalmente, el jefe de esta cartera resaltó que muchos de los problemas que se tienen en el sector salud podrían ser resueltos por medios digitales y no a través de mecanismos como la tutela. Otro de los puntos que destacó el ministro es el mejoramiento de los hospitales públicos a nivel nacional en donde se han invertido más de $175 mil millones. Sin embargo, pidió mayor inversión en esta zona ya que los hospitales públicos son la puerta de acceso a el derecho a la salud en el 70% de los municipios.

El siguiente participante fue Fabio Aristizábal Ángel, superintendente nacional de Salud. Aristizábal entregó un balance de lo que ha venido gestionando la entidad frente a esta problemática. Resaltó que en los últimos años se han recibido 1’390.000 peticiones, quejas y reclamos y en lo que va corrido del año han llegado más de 500 mil peticiones.

Entre las más recurrentes se encuentran las barreras que imponen las EPS para la autorización de servicios médicos, demoras injustificadas, falta de canales para acceder a los servicios y excesiva tramitología, que suman más de 404 mil peticiones.

Las EPS con más quejas en el régimen contributivo son: Nueva EPS, Cafesalud y Coomeva. Sin embargo, el superintendente también aclaró que son las que más usuarios tienen. Frente a las EPS de régimen subsidiado se encuentran: Capital Salud, Savia EPS y Epsanar. Además, los ciudadanos reclaman con mayor frecuencia la falta de acceso a especialistas como medicina interna, ginecología, pediatría, cardiología y gastroenterología.

(También: El proyecto de ley que busca que las mujeres en embarazo no puedan ser despedidas)

“Para mí esas sanciones como superintendente me han parecido que siguen siendo muy inferiores a lo que está esperando el país, razón por la cual se radicó en el Congreso de la república, ya paso el primer debate en senado y cámara, un proyecto de ley que permite o mejora la capacidad sancionatoria que hoy tiene la superintendencia que nos ayude a corregir el rumbo”, aseguró Fabio Aristizábal durante la audiencia en la Corte Constitucional.