Hermanos de Rafael Uribe Noguera buscaron salir del país

Francisco y Catalina Uribe Noguera tenían planeado un viaje a los Estados Unidos en los próximos días. La Fiscalía General le solicitará a un juez de garantías que emita una medida privativa para que salgan del país.

Francisco y Catalina, los hermanos de Rafael Uribe Noguera, siguen en la mira de la Fiscalía. En su caso aún hay muchos interrogantes por resolver. / Archivo particular

Todo está listo para que el próximo viernes la Fiscalía General les impute el cargo de favorecimiento a los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon el secuestro, asesinato y manipulación de la escena del crimen en el caso de la niña Yuliana Sambolí en hechos registrados el pasado 4 de diciembre. 

En las últimas horas trascendió que los hermanos de Rafael Uribe Noguera, procesado por estos hechos, buscaron salir del país puesto que tenían un viaje pendiente a los Estados Unidos. Inmediatamente la Fiscalía General se comunicó con las respectivas autoridades para poner en conocimiento esta situación y suspender las visas de los Uribe Noguera.

Fuentes cercanas al proceso señalaron que el mismo ente les comunicó que era mejor que no salieran del país puesto que debían estar atentos a las citaciones de las autoridades que adelantan la investigación. La Embajada de los Estados Unidos, como medida, les canceló las visas con el fin de evitar que salieran de Colombia. (Ver Rafael Uribe Noguera aceptó ante la Fiscalía que mató a Yuliana Samboní)

Se conoció además que el pasado 25 de diciembre las autoridades del aeropuerto Eldorado le manifestaron a Catalina Uribe Noguera, quien estaba en compañía de su esposo, hijos y otros familiares, que no podía viajar puesto que tenía un requerimiento. (Ver Fiscalía presenta acusación contra Rafael Uribe Noguera y pide 60 años de cárcel)

La Fiscalía General investiga a los hermanos Uribe Noguera por presuntamente no haberle informado a las respectivas autoridades de manera inmediata las accione que había cometido Rafael, además que intentaron ocultar los graves hechos cometidos en el apartamento Equus 66 ubicado en Chapinero.

Los videos de las cámaras de seguridad del sector, recolectados por la Fiscalía y la Sijín, han permitido certificar que en efecto Francisco y Catalina ingresaron al apartamento en la tarde del domingo 4 de diciembre cuando ya era público la desaparición de la niña de siete años.

La investigación indica que los hermanos estuvieron reunidos cerca de cuatro horas en el apartamento 603. En este lapso, se estima, la menor fue “bañada” con aceite de cocina y llevada al jacuzzi con el fin de ocultar las huellas. (Ver Por filtración de videos, investigan empresa de vigilancia de edificio donde fue hallada Yuliana Samboní)

Francisco, abogado de profesión, habría decidido llevar a su hermano a un centro psiquiátrico. En dicha Clínica fue rechazado debido a que Rafael Uribe presentaba una sobredosis de droga, hecho por el cual lo llevó a la Clínica Navarra donde lo internaron. (Ver La versión de Francisco Uribe Noguera sobre el día del crimen de Yuliana Samboní)

Los investigadores buscan establecer las razones que llevaron al jurista a demorar la entrega de su hermano y las fallas en la información que les dio a las autoridades sobre la ubicación de la menor.

Igualmente se quiere establecer si tuvieron conocimiento o no en los hechos que rodearon la manipulación de la escena del crimen. Principalmente el hecho que el cuerpo de la menor de edad fue "bañado" en aceite de cocina para ocultar huella.

Francisco Uribe ya pidió excusas públicas por los hechos cometidos por su hermano. "Lamentamos profundamente la muerte de Yuliana. Estoy profundamente compungido por ello. Pedimos perdón por mi hermano", indició el abogado el día que rindió interrogatorio ante la Fiscalia.

Rafael Uribe se encuentra desde el 7 de diciembre en la cárcel La Picota de Bogotá. La Fiscalía General le imputó los delitos de feminicidio agravado, secuestro y abuso sexual, de los cuales se declaró inocente.

El ente investigador solicitó en el escrito de acusación la máxima condena para el arquitecto. En este caso, según la ley, no podrá presentarse una rebaja en la condena en el eventual caso que el procesado acepte cargos o firme un preacuerdo y/o principio de oportunidad con la Fiscalía.