'Hicimos parte de una empresa criminal': Manuel Sánchez

El abogado actuó como testigo de la Fiscalía en el juicio que se adelanta contra el exconcejal Orlando Parada.

Manuel Sánchez / Cortesía La República

 En la mañana de este miércoles, el abogado Manuel Sánchez rindió su declaración como testigo de la Fiscalía en el juicio que se adelanta contra el exconcejal Orlando Parada por su presunta participación en las irregularidades que rodearon la contratación de la Unidad de Malla Vial (UMV), durante la alcaldía de Samuel Moreno en Bogotá.

En este sentido, Sánchez sostuvo que participó en "una empresa criminal" fraguada por Parada, su gran amigo desde hace 20 años; el exdirector de la Unidad de Malla Vial, Iván Hernández; los exconcejales Andrés Camacho Casado e Hipólito Moreno; y el arquitecto Julio Gómez.

De acuerdo con Sánchez, esta empresa criminal logró el nombramiento de Hernández como cabeza de la UMV, para desde allí se nombraran personas postuladas por los tres concejales y se asignaran contratos.

Por eso fue que cuando a la empresa Patria se le asigna un contrato cercano a los $46.000 millones, el gerente de esa firma Javier Mejía suscribe un contrato con Manuel Sánchez por casi $795 millones.

Lo anterior con el objetivo de legalizar la comisión que le correspondía a este último por haber favorecido la asignación. Sánchez explicó que los otros funcionarios también recibieron sus respectivas 'coimas'.

"Cobramos un dinero en contra de la Ley a cambio de adjudicarle un contrato a un particular sabiendo que estábamos afectando la administración pública", explicó el abogado.

En su intervención, Sánchez también salpicó al gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, de quien dijo que conocía esta empresa criminal. Y añadió que en las prineras licitaciones que se hicieron cuando Hernández llegó a la UMV, empresas de Cruz participaron como oferentes en la unión temporal Conalpac, realizada entre las empresas Conalvías y Patria. El director de Conalvías, Andrés Jaramillo también resultó salpicado por Sánchez.

El abogado le volvió a pedir a Parada, a quien considera como su hermano, que dijera la verdad y se sometiera a la justicia. "Tengo un compromiso con la Fiscalía y debo contar la verdad de los hechos que me constan y en los que yo participé", aclaró al principio de la diligencia Sánchez.

Sánchez también se mostró arrepentido de haber participado en estas irregularidades y consideró que cometió "un grave error, pero hay que poner la cara, como se lo pedí a Orlando Parada por más de dos años".