Hidroituango: en la mira de la Fiscalía y la Procuraduría

El fiscal Néstor Humberto Martínez aseguró que existen serias evidencias que indican que se habrían generado pagos irregulares en el proceso de contratación de la represa.

Hidroituango: en la mira de la Fiscalía y la Procuraduría
Son tres las líneas de investigación que adelanta la Fiscalía en el caso de Hidroituango. AFP

Las alertas de las autoridades siguen encendidas por cuenta del riesgo que ha generado el posible colapso de la represa de Hidroituango en el país. Tanto así que el fiscal Néstor Humberto Martínez y el procurador Fernando Carrillo le pusieron el ojo al tema. Martínez, aseguró durante una rueda de prensa, que desde el año pasado la entidad está investigando el contrato de Hidroituango con la empresa brasilera Camargo Correa. “Hay indicios que dan cuenta por las evidencias que han sido recaudadas de que habría habido pagos en el proceso de contratación de esta represa”, resaltó el fiscal. Hasta el momento hay tres líneas de investigación por parte de la Fiscalía relacionadas con la hidroeléctrica que van desde la contratación y adjudicación de las obras, hasta la confirmación de un posible daño ambiental ocurrido en la zona donde se encuentra la represa.

(Le puede interesar: Si colapsa Hidroituango, puede haber una avalancha peor que la de Armero)

La primera de ellas tiene que ver con una investigación sobre presuntas irregularidades en la fase precontractual de la adjudicación del proyecto y en la celebración de los contratos. “El proceso de contratación culminó con la adjudicación del contrato de obra pública de construcción de la presa, la central de máquinas y varias obras asociadas al mismo, al Consorcio CCC Ituango, conformado por las firmas Camargo Correa, Coninsa Ramón H. y Conconcreto, en desarrollo del proyecto”, asegura la entidad.

La segunda investigación está relacionada con un contrato que hace parte de Pescadero - Ituango, cuyo objeto corresponde a la construcción de varios túneles para la desviación del río Cauca. Y la tercera se remonta a febrero de 2017, cuando se abrió investigación a Hidroituango por las denuncias presentadas por el movimiento Ríos Vivos, por una posible afectación al medio ambiente.

Por su parte, el procurador Fernando Carrillo hizo un llamado a mantener activos los comités departamentales de emergencia de Antioquia, Córdoba, Sucre, Bolívar, y a activar los de Cesar, Magdalena y Santander. “Pedimos atender los llamados de evacuación y no desestimar las alarmas y las advertencias de los organismos de emergencia. Nuestros procuradores regionales, provinciales y judiciales están listos a acompañar a la comunidad", aseguró Carrillo a través de su cuenta de Twitter.

(Lea también: Hidroituango sigue fuera de control)

El jefe del Ministerio Público señaló que por ahora no hay lugar a investigaciones sino a atender a la población y garantizar los derechos de las comunidades que han sido afectadas por la creciente del río Cauca. También pidió extender las medidas a los municipios de Magangue en Bolívar, San Marcos, Sucre, Caimito y San Benito en Sucre, así como en los municipios ribereños del río Magdalena en los departamentos de Santander, Cesar, Bolívar y Magdalena.