Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 0 sec

La historia de las cartas que 300 colombianos le enviaron a guerrilleros en la selva

La iniciativa ‘Cartas para la Paz’ quiere enviarle cartas desde todos los rincones de Colombia a los guerrilleros de las Farc, para que sigan creyendo en su pronto retorno a la vida civil.

Las cartas se imprimieron y empacaron en la sede de la Fundación Enlaza, en Bogotá. / Foto: Cortesía

Cuando vieron que el 50,21% de quienes votaron en el plebiscito del pasado 2 de octubre no aprobaron los acuerdos que le pondrían punto final al conflicto con las Farc, se sintieron devastados. “Entre tres amigos nos pusimos a pensar en lo que debían estar sintiendo esas personas en las filas de la guerrilla, sobre todo las tropas y los rasos”, cuenta Maria Adelaida Restrepo, una psicóloga de Medellín. Ocho días más tarde ella, Maria Clara Sanín y Juana Oberlaender enviaban a algún lugar de los montes colombianos 300 cartas escritas por ciudadanos para los guerrilleros de las Farc.

Las tres amigas querían que las cartas fueran un mensaje de ánimo a todos esos guerrilleros, “que seguramente fueron reclutados desde muy pequeños, incluso contra su voluntad”, expresa Maria Adelaida Restrepo. “La Fundación Enlaza (que lideran Maria Clara Sanín y Juana Oberlaender) y yo quisimos hacer un acto en el que invitáramos a los ciudadanos a contarle a los guerrilleros como nos sentimos, los sueños y miedos que tenemos. Además, que en las cartas les dijéramos que los estamos esperando. Quisimos hacer un acto de perdón y reconciliación”, comenta.

La respuesta de los colombianos, conmocionados en el torbellino político que fue la semana posterior al plebiscito, fue masiva. A la fecha, la página de Facebook de “Cartas para la paz”, como decidieron ponerle, ya va rozando los dos mil seguidores. Han recibido 500 cartas de todas partes del país que les han llegado por correo electrónico y a mano. “Hemos recibido cartas desde Nueva Zelanda, Bolivia, Argentina, España y Suecia”. De niños, de adultos, de jóvenes: todas –y lo saben porque leen una por una– han sido mensajes positivos.

En las manifestaciones públicas que se llevaron a cabo en Bogotá y en Medellín la semana pasada también recibieron misivas. “Algunos ciudadanos nos pidieron hacer cartas para víctimas del conflicto, y nosotros les dijimos que sí. Ahora estamos gestionando la forma de hacérselas llegar, aunque queremos enfocarnos en el grupo de guerrilleros, porque sentimos que ellos han sido más olvidados en el conflicto”, señala Restrepo.

Este es, en palabras de Restrepo, un ejercicio de empatía, de ponerse en los zapatos de quienes están en la guerrilla y en la guerra. Y precisamente por eso, han decidido no ponerle reglas. Han recibido cartas con y sin nombres, de los que votaron por el Sí y de quienes optaron por el no, de dos párrafos y de tres páginas. “hay quienes han dejado incluso sus correos electrónicos por si en alguna ocasión la persona que la recibe el monte quiere responderles”, señala Restrepo.

La primera caja salió con rumbo a la selva el pasado lunes 10 de octubre. La institución que está haciendo el puente para que las ‘cartas para la paz’ lleguen hasta los guerrilleros de las Farc prefiere mantenerse en el anonimato, así como prefieren que no sea público los distintos lugares a los que serán enviando las cartas.

A la iniciativa ya se sumaron varios estudiantes de la Universidad de Los Andes y la de la Universidad Javeriana, así como un grupo de colombianos radicados en Barcelona. Sobre las perspectivas a futuro, Maria Adelaida Restrepo dice que esperan “hacer esto hasta que ya no lleguen más cartas, y esperamos que esto sirva para reconciliarnos, para que la paz realmente sea algo de todos”.

Usted puede enviar su carta al correo [email protected] o buscar el grupo en Facebook ‘Una Carta Para la Paz’ y así compartir la suya.

 

Temas relacionados
últimas noticias