Ariel Ahumada, el del coscorrón de Vargas Lleras, se lanza al Concejo de Bogotá

hace 1 hora

Hombre al que no le querían pagar licencia de paternidad triunfa en Corte Constitucional

Un minero de Norte de Santander entuteló a su empleador y a su EPS porque le descontaron de su sueldo los días que estuvo en licencia de paternidad.

El pago de licencia, dijo la Corte, no puede estar sujeto al número de semanas cotizadas en la EPSPixabay

La Corte Constitucional exigió a la EPS y al empleador de un minero del oriente del país que le pagaran los días que la ley concede por licencia de paternidad. El hombre, con previa autorización de su EPS y su empresa, no trabajó los ocho días siguientes al nacimiento de su hijo, en mayo de 2018. Sin embargo, ninguna de las dos entidades quería responder por el pago, aun sabiendo que la pareja del hombre no tiene ingresos.

La empresa y la EPS se rebotaban la obligación del pago el uno al otro. Mientras el empleador no pagaba alegando que el minero no trabajó en los días señalados y que la EPS había autorizado la licencia por un valor de cero pesos; la EPS, por su parte, aseguraba que el pago no procedía, puesto que el empleado no cotizó todas las semanas de gestación de su pareja.

(Le puede interesar: ¿Cómo está la situación de los padres en el mercado laboral?)

Por considerar que se estaba violando su derecho al debido proceso y a la protección social, el minero instauró una tutela ante un juzgado de Cúcuta. El juez que revisó el caso en ese momento consideró que la tutela no era el medio idóneo para solucionar lo que se pedía y además aseguró que no era posible concluir que el demandante estuviera sufriendo una vulneración en sus derechos fundamentales.

El minero nunca apeló esa decisión y el caso parecía ya cerrado. En la sala de revisión de la Corte, sin embargo, lo escogieron por considerar que otras instancias (como una demanda o una queja ante la Superintendencia de Salud) tomarían demasiado tiempo, en el cual podría darse “una afectación grave de los derechos fundamentales del tutelante, que también tendría un impacto en los integrantes de su familia y, entre ellos, de la madre en periodo de lactancia y del recién nacido, quienes cuentan con una protección constitucional reforzada”.

(Lea también: EPS no pueden negar licencia de maternidad cuando menores nacen en el exterior)

En la Corte le pidieron explicaciones, de nuevo, a la EPS. A pesar de que la magistrada encargada, Gloria Stella Ortiz, solicitó datos muy específicos, como los aportes en salud que la empresa dijo haber desembolsado en favor del trabajador, la entidad se limitó a verificar los períodos de afiliación del hombre, reafirmando su posición inicial: consideraba que no debía pagar esa licencia, pues el minero no había cotizado durante todo el embarazo de su esposa.

La Corte también pidió a la Superintendencia de Salud que le diera luces en el tema. La entidad contestó que, para reconocer y pagar la licencia de paternidad, el padre solo debe acercarse ante la Entidad Promotora de Salud (EPS) a la que se encuentre afiliado, con el registro civil de su hijo, en los primeros 30 días después del nacimiento. Y agregó: “Deberá acreditarse que el padre ha cotizado durante las semanas previas al reconocimiento de la licencia remunerada de paternidad”.

Como quedaba la duda de a cuántas semanas se entendía por “previas”, la Corte procedió a despejarla. En la sentencia en la que se pronuncia sobre ese tema, la T-114 del presente año, asegura que la condición de cotizar salud durante las 38 semanas para reconocer el pago de la licencia de paternidad no garantiza “la protección de los derechos fundamentales del accionante que también inciden en el ejercicio de derechos de los miembros de su núcleo familiar, especialmente su hijo menor de edad”.

(Le puede interesar: Si empleador no sabe que trabajadora está embarazada, puede despedirla)

Así las cosas, la Corte, por un lado, ordenó a la empresa pagar el monto debido en los siguientes dos días. Y, por otro, frente al argumento de la EPS, al ver que el empleado había cotizado las dos semanas previas a la solicitud de la licencia de paternidad, le ordenó a la promotora de salud pagarle a la empresa el dinero respectivo, para que sea esta quien consigne el dinero al minero.

Para la Corte, el caso fija un precedente frente a la solicitud de licencia de paternidad: la cantidad de semanas de gestación cotizadas no tiene un efecto sobre el derecho al pago de esta, que debe efectuarse si el empleado estaba cotizando en el momento en que notifica del permiso que da la ley. El alto tribunal aseguró, además, que situaciones como la que soportó el minero desincentivan a otros padres a pedir el tiempo que la ley les otorga. Por ende, señala la sentencia, mientras las cosas sigan así, “el padre trabajador seguirá rehusando su derecho-deber de cuidado de los hijos menores de edad y trasladará toda la carga a la madre lactante”.