“Hombre que se presentó no tiene nada que ver con el atentado”: Fiscalía

El ente investigador precisó que el motociclista, de 26 años, no hace parte de las investigaciones por el atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander. Investigación se centra ahora en dos motocicletas.

Archivo particular

Luego de que en la madrugada de este jueves compareciera ante las autoridades un motociclista que fue registrado por las cámaras de seguridad al paso del vehículo que explosionó hace ocho días en la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, la Fiscalía precisó que, una vez verificados los hechos, se determinó que no tiene nada que ver con el atentado.

>>>Lea: Sospechoso de escoltar carro bomba en Bogotá se presentó ante las autoridades

Según el ente investigador, el hombre, de 26 años, compareció voluntariamente a una Unidad de Reacción Inmediata (URI), donde se evidenció que no hace parte de las investigaciones por el atentado, en el que 21 uniformados perdieron la vida y más de 60 personas resultaron heridas. “La Fiscalía verificó que la persona que presentó en la madrugada no tiene nada que ver con el atentado”, precisó el organismo a través de su oficina de prensa.

El joven reivindicó su inocencia y negó hacer parte de la estructura del Eln, a la cabeza de José Aldemar Rojas, que perpetró la acción terrorista el pasado 17 de enero. Según explicó, que quedara registrado detrás del vehículo por varias calles solo es una casualidad, pues es una ruta que usualmente toma para llegar a su trabajo. 

“Yo casualmente cojo siempre esta ruta. Las cámaras que evidencian que yo iba detrás de la camioneta me cogen desde el CAI de Venecia hasta el semáforo de Bomberos, luego ya no. Mis familiares alertados me muestran videos que están pasando por noticias y dicen que estoy siendo señalado como uno de los cómplices del carro bomba, de los escoltas que iban detrás de esta camioneta”, lamentó el joven en diálogo con Noticias Caracol.

>>>Lea: Nuevo video del recorrido del carrobomba usado para atentado en la escuela General Santander

El hombre dijo sentir temor por los señalamientos de las autoridades y admitió que hay muchas coincidencias, no solo porque fue captado cerca de la camioneta durante varios minutos, sino porque también reside muy cerca de donde los delincuentes habrían armado el carro bomba.

“Las autoridades deben esclarecer más los casos y no culpar a la gente que, de una manera u otra, está pasando por el lado de la camioneta. Nadie está exento”, precisó el joven, quien se presentó en la noche de este miércoles en la URI del sector de Molinos, donde espera contar su versión y explicar lo sucedido.

>>>Lea: Nuevas pruebas en la investigación por el atentado en la Escuela General Santander

Previamente, la Fiscalía, al detallar pormenores de la investigación, advirtió que José Aldemar Rojas Rodríguez no fue la única persona detrás del atentado contra la Escuela de Cadetes General.

De acuerdo con el fiscal Néstor Humberto Martínez, una de las líneas de investigación que se están indagando es sobre las cuatro personas que se movilizaban en dos motocicletas y que habrían escoltado la camioneta. El fiscal dijo que se determinó que una de esas cuatro personas condujo el vehículo hasta la estación Venecia de Transmilenio. Allí, dejó el carro y se subió a la moto en la que estaba solo el conductor, señaló el jefe del ente investigador.

También desmintió que una de las motocicletas hubiera llegado hasta la escuela para recoger a Rojas, después de que explosionara la bomba. “No es cierto que una de las motos tenía un solo pasajero a la espera de que saliera el señor José Aldemar Rojas, porque antes de que explosionara el vehículo, esa moto ya tenía un pasajero que correspondería a quien condujo el vehículo hasta la estación Venecia”.

>>>Lea aquí: Nuevas pruebas en la investigación por el atentado en la Escuela General Santander

El fiscal aseguró que, además, se tienen testigos sobre los movimientos en las bodegas en la que estaba guardada la Nissan, que llegó a Bogotá en noviembre del año pasado. Dijo que, según testimonios de personas que estaban en la zona el día del atentado, “cuando iba a salir del garaje, al parecer tuvo unas fallas mecánicas, lo que llevó a algunas personas del sector a facilitar la movilización el vehículo. Ellos también son testigos de ocasión de dónde estaba la camioneta, qué pasó con la camioneta al salir”.

En lo que se refiere a Ricardo Carvajal, el primer capturado por el atentado, Martínez dijo que “jamás las autoridades hemos dicho que el señor Ricardo Carvajal estuvo en la Escuela de Cadetes General Santander. Lo que ha permitido que un juez de garantías haya proferido una medida de aseguramiento contra él es que, en la comunicación telefónica, obtenida de manera lícita, reconoció su participación en grado de coautoría en el acto terrorista”.

En días pasados, Nicol Carvajal Torres, hija del capturado, dijo que confiaba en su padre, y aseguró que su padre llegó hasta la casa de ella (no vivían juntos) y preparó el desayuno. “Miramos unas hojas de vida y se fue a las 10 de la mañana. Lo volvimos a ver a las 8 de la noche”, comentó.

Sobre cómo entró el vehículo a la Escuela de Cadetes General Santander, el fiscal afirmó: “Los testimonios que ha recogido la Fiscalía dicen que el carro entró de manera violenta y no se conoce un video que esté tomado en el momento de la entrada al centro académico (…) justo en el momento en que entra la camioneta, no había un enfoque (de las cámaras de seguridad) sobre la puerta. Existe uno posterior cuando la camioneta ya va por la avenida principal”. En días pasados, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, que el conductor de la Nissan aprovechó que las puertas de la escuela estuvieran abiertas para entrar.

835774

2019-01-24T07:53:34-05:00

article

2019-01-24T08:06:16-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

Redacción Judicial

Judicial

“Hombre que se presentó no tiene nada que ver con el atentado”: Fiscalía

78

7525

7603