Iglesia le pidió a la Rama Judicial actuar en contra de la corrupción

Esto ante los más recientes hechos en los que han estado implicados funcionarios y empleados de la justicia.

Monseñor Ettore Balestrero hizo un fuerte llamado a los funcionarios y empleados de la Rama Judicial con el fin de que actúen en contra de los hechos de corrupción que afectan la recta y justa administración de justicia.

En su intervención, Monseñor cuestionó seriamente los últimos hechos de corrupción administrativa registrados semanas protagonizados por funcionarios y empleados de la Rama Judicial.

"Como en el pasado, las Altas Cortes están llamadas a reafirmar su papel de garantes del orden y de las leyes, haciendo frente, con renovado empeño, a una cultura de ilegalidad y de corrupción que causa grave daño al desarrollo económico y social del país" , precisó. 

En su enérgico discurso le pidió a las altas cortes “reafirmar” su papel en el marco de las garantías constitucionales y legales para toda la sociedad, con el fin de alejar todos los tipos de corrupción que existen en la actualidad y el cual causa un grave daño al desarrollo económico y social del país.

"Estos graves males, tienen su origen en la erosión progresiva de los valores éticos y morales a causa de una mentalidad materialista que considera el dinero y el poder como fines primordiales de la existencia humana", señaló.

Ante esto consideró que la Rama Judicial necesita un fortalecimiento ético y moral, además del técnico, para emprender esta lucha en contra de la corrupción y lograr así una igualdad en la impartición de las decisiones judiciales.

"Son ustedes honorables magistrados, los primeros llamados a dar ejemplo de observancia y de respeto a la ley, de rectitud, de transparencia y de honestidad. De ello depende, en gran medida, el anhelo renacer de una cultura de legalidad y de respeto que brinde garantías de verdadera justicia para todos los colombianos", manifestó monseñor dirigiéndose a varios de los presidentes de las Altas Cortes y funcionarios de la Rama que estaban presentes.

Estas declaraciones se presentaron durante la misa de la conmemoración de los 28 años del Holocausto del Palacio de Justicia en la Cátedral 
Primada de Bogotá.