Implicados en descalabro de InterBolsa eran conscientes de su actuar delictivo: Fiscalía

El ente investigador señaló que se creó una empresa dirigida a realizar actividades delincuenciales.

Ante la jueza 64 de garantías, la Fiscalía General imputó cargos a nueve implicados en los hechos que llevaron al descalabro económico y bursátil de la comisionista de bolsa InterBolsa S.A. en el año 2012.

En su argumentación, la fiscal del caso aseguró que estas personas eran consientes que estaban incurriendo en actividades iliciticas y delictivas cuando realizaron operaciones para manipular las acciones de Fabricato y manejar irregularmente los recursos de sus inversionistas.

En el caso del inversionista italiano Alessandro Corridori –quien aparecía como máximo accionista de Fabricato – la Fiscalía General le imputó los delitos de Concierto para delinquir agravado, manipulación de especies agravado, administración desleal agravado en calidad de interviniente.

Según el ente investigador, en el denominado Grupo Corridori (en el cual trabajaban sus familiares más cercanos) se adelantaron operaciones fraudulentas, con el conocimiento de la cúpula de InterBolsa, para manipular el precio de las acciones en el mercado bursátil durante los años 2011 y 2012.

“No es un simple inversionista (…) logro que unas personas relacionadas con el manipularan la cotización de la acción y después de dicho logro, mantuvieran el fraude”, precisó la fiscal delegada exclusivamente para este caso.

“Él (en referencia a Corridori) desde sus oficinas manejaba las operaciones ilegales de compra y venta (...) todos los hechos eran conocidos por los altos directivos de InterBolsa”, precisó la representante del ente investigador al señalar que los elementos materiales permiten inferir que el inversioncita actuó con dolo puesto que conocía que estaba actuando en contra de las normas colombianas.

En la compleja investigación, el ente investigador pudo establecer que Corridori tenía las claves para hacer todos los movimientos irregulares en los precios de las acciones en el mercado bursátil, afectando el precio de la acción de la empresa textil. “Por ese motivo el precio formado a Fabricato no correspondió a la libre interacción de fuerzas del mercado, sino a la manipulación fraudulenta del grupo Corridori”.

Todas estas operaciones fraudulentas se adelantaron en cuatro computadores que estaban en una oficina especialmente diseñada para realizar estás acciones contrarias a la ley. Todo esto bajo el conocimiento de los miembros de la comisionista de bolsa, considerada la más importante de Colombia.

Con esto, en el año 2011, las empresas de Fabricato aumentaban en todos los trimestres pese a que se registraba una variación negativa en todos los registros realizados por la Bolsa de Valores, hecho que fue materia de estudio por parte de la Superintendencia Financiera a la hora de tomar la decisión de realizar la intervención.

"Causaron perjuicios a las personas naturales y jurídicas, además sabía que no tenía la capacidad económica para cumplir su obligaciones, causando la liquidación de la comisionista de bolsa", explicó la fiscal del caso.

 

últimas noticias