Imputan cargos a Juan Carlos Madero, pieza clave en red de interceptaciones

La función de Madero al interior de la organización dedicada a interceptar comunicaciones de manera ilegal era claro: conseguir clientes para la red. Madero se declaró inocente.

Juan Carlos Madero se declaró inocente. El Espectador.

Tras la captura de Juan Carlos Madero en horas de la mañana de este viernes, la Fiscalía le imputó cargos por los delitos de concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de comunicación, acceso abusivo a sistema informático, interceptación de datos informáticos, uso de software malicioso, y violación de datos personales. Según lo reveló la Fiscalía, fueron varios los casos a cargo de Madero, quien es considerado como uno de los principales accionistas de la empresa Quarkom S.A, vinculada a la red de interceptaciones ilegales. Por su parte, Madero se declaró inocente. 

(Le puede interesar: El testimonio que hizo caer al general (r) Humberto Guatibonza)

Caso "Santo Tomas" 

El primer caso mencionado por parte del ente acusador, en el que aparecería Juan Carlos Madero como cliente es el llamado “Santo Tomas”. De acuerdo con las investigaciones, y con el material digital encontrado en los computadores del coronel (r) Jorge Humberto Salinas por este trabajo se recibió un pago de $4 millones y fue contratado en enero de este año.

Caso “Gordos”

El segundo caso en el que estaría involucrado Madero Mendieta tiene que ver con el denominado “Gordos”. De acuerdo con las declaraciones rendidas por Salinas al ente acusador, este trabajo fue referido por Madero para el senador Armando Benedetti y por el cual se hizo un pago de $4 millones. Allí se buscaba hacer un seguimiento al abogado Jaime Lombana para obtener información de su vida privada y la de su hijo.

“Madero me dice y me entrega el numero telefónico de Lombana, que lo adquiere del senador Benedetti. Cualquier punto que tenga Lombana y que lo desprestigie: eso es lo que yo necesito. Si tiene algún nexo con el cartel de la toga, averíguate eso. Si es gay. Eso era lo que me pedía Benedetti para que hiciera con el abogado Lombana”, asegura Salinas en su interrogatorio a la Fiscalía.

Asimismo, el ente investigativo aclaró que la carpeta encontrada en los archivos de la hacker llamada “Gordo” o “Barbas” era la misma. Y es allí donde también se menciona que el abogado Jaime Granados también estaba siendo interceptado por esta “empresa criminal”. El objetivo: Benedetti al parecer necesitaba conocer que decía el abogado Granados de su hermano.

Pero estos no habrían sido los únicos servicios que estaría solicitando el senador a esta organización. También, según expusó la Fiscalía, Benedetti habría pedido blindar su numero telefónico y tres números más. “Benedetti presionaba mucho pero no pagaba”, aseguró el coronel en retiro a los investigadores, razón por la cual se decidió no continuar con los trabajos para el senador.

Caso “Gordos 2”

En este caso, el cliente fue la empresa Quarkom S.A del Juan Carlos Madero para el senador Armando Benedetti y tuvo un valor de $4 millones. Según señaló el ente acusador, María Andrea Pinzón en su interrogatorio aseguró que para este caso en especial se le entregó un documento con algunas actividades especiales que debía efectuar.

Entre esas tareas especificas se encontraba el caso “Faro 6” que buscaba determinar la ubicación del número de celular del fiscal Néstor Humberto Martínez en las fechas 26,27 y 28 de mayo con relación a unos dineros de para una campaña. Sobre la esposa del fiscal, el trabajo era verificar su perfil completo del y comprobar si ella manejaba lo correspondiente a su esposo.

(En contexto: Así se descubrió la nueva red de chuzadas ilegales)

Caso Premium

Este caso, de acuerdo con las investigaciones, fue contratado por Madero para Víctor Maldonado, en donde se pedía descargar los mensajes de Whatsapp de la fiscal del caso Alexandra Ladino y la juez Celis en enero de 2018. En este caso no se entregó ningún tipo de información por lo que no se alcanzó a hacer el respectivo pago. Sin embargo, la fiscalía aclaró que si se alcanzaron a aportar los números telefónicos para los seguimientos.

Caso Servientrega

De acuerdo con el testimonio entregado por el coronel (r) Salinas, este caso fue contratado por Madero para el señor Jesús Guerrero con el propósito de descargar los mensajes de Whatsapp de su hermana, su cuñado, el contador de la empresa y el auditor de redes. Al parecer, su hermana estaba desviando los correos de su mail al de ella. Por este encargo, se pagaron $2 millones de pesos mensuales. Además, se contrató un servicio adicional que fue el de general alertar al celular de Guerrero.    

812305

2018-09-14T21:41:03-05:00

article

2018-09-14T21:41:03-05:00

cvargas_250802

none

Redacción Judicial

Judicial

Imputan cargos a Juan Carlos Madero, pieza clave en red de interceptaciones

75

5154

5229