Imputan cargos a Salvatore Mancuso por 650 hechos

El exjefe paramilitar pidió perdón a todas las víctimas del conflicto armado donde los paramilitares tuvieron participación.

Archivo El Espectador

En audiencia de imputación a Salvatore Mancuso Gómez, comandante jefe de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia, llevada a cabo en la sala del Tribunal Superior de Justicia y Paz de Bucaramanga (Santander), el magistrado presentó 650 casos con sus respectivos delitos conexos tales como homicidio, desplazamiento, destrucción y apropiación de bienes y tortura, entre otros.

Durante la diligencia se documentó el patrón de macro criminalidad de desaparición forzada empleado por las estructuras paramilitares, el cual incluye políticas, modus operandi y las prácticas que dejaron un aproximado de 4.000 víctimas.

Mancuso, desde la cárcel de Virginia de los Estados Unidos de América, convocó a las víctimas de los Bloques Bloque Córdoba, Norte, Catatumbo y Héroes de María, bloques que comandaba, a participar en un evento de perdón, reinserción, reconciliación y reparación denominado “Forjadores de Paz, Perdón y Reconciliación”.

El evento, que también contó con la participación de otros desmovilizados de estos bloques, tuvo transmisión en las ciudades de Cúcuta, Barranquilla, Bucaramanga y el Centro de Convenciones de Montería.

El exjefe paramilitar pidió perdón a todas las víctimas del conflicto armado donde los paramilitares tuvieron participación “fundados en una justicia divina, solicitando retroceder el tiempo para no haber caído en ese círculo de violencia y de auto protección que nos llevaron a cometer todos los actos de barbarie conocidos a nivel nacional, actos por los cuales estamos arrepentidos y comprometidos a pagar las penas dentro del proceso de Justicia y Paz. Es tiempo de paz, de perdón y reconciliación, de trabajar de la mano de las mismas víctimas a fin de no cometer actos de repetición”.