Imputarán cargos a directivos de la Fundación Universitaria San Martín

Tendrán que responder por los delitos de estafa agravada en masa, fraude procesal, fraude a resolución judicial, falsedad en documento público y concierto para delinquir. Igualmente será procesado el rector de la Universidad Unicjao.

La Fiscalía General le imputará cargos a cinco directivos de la Fundación Universitaria San Martín por ofrecer programas académicos que no contaban con la autorización del Ministerio de Educación. El ente investigador sostiene que mediante esta modalidad fueron estafados miles de estudiantes.

El fiscal general encargado, Jorge Fernando Perdomo manifestó que los directivos del centro educativo, investigado e intervenido por las autoridades, sabía que dichos programas habían sido suspendidos o no contaban con el aval para ofrecerlos. Sin embargo, pese a la prohibición existente fueron presentados.

Esta segunda etapa de la investigación contra el centro educativo está relacionada con el ofrecimiento de los programas ingeniería de sistemas, odontología, administración de empresas y medicina pese a que "habían sido cancelados o no aprobados desde el 2012 por el Ministerio de Educación".

"La Fundación Universitaria no podía ofrecer esos programas ni admitir nuevos estudiantes. El número aproximado de alumnos matriculados bajo estas circunstancias fue de 1.500 jóvenes", precisó Perdomo. 

Por estos hechos el ente investigador le imputará cargos a Martín Eduardo Alvear Orozco, Piedad Ocampo Cequeda, Jorque Eliécer Paternina Monterrosa, Ana Rosalba Galvis Galvis, Jaime Villamizar Lamus y Luis Fernando Sánchez Tobar.

Algunos de ellos son familiares del exfundador y rector de la Fundación Universitaria, Mariano Alvear Sofán. quien falleció el año pasado cuando enfrentaba un proceso similiar por estos mismos hechos.

Estas personas tendrán que responder por los delitos de estafa agravada en masa, fraude procesal, fraude a resolución judicial, falsedad en documento público y concierto para delinquir.

Igualmente se le imputarán cargos al rector y tres miembros del Consejo Directivo de la Universidad Indígena e Intercultural Jacinto Ortiz (Unicjao) los delitos de estafa masiva y agravada, y fraude a resolucoioón judicial o administrativa.

Esto por ofrecer e impartido carreras universitarias sin contar con la autorización del Ministerio de Educación para su funcionamiento, engañando a cientos de jóvenes. "Haciéndoles creer que iban a obtener un título válido".

En la investigación que se adelanta contra cinco instituciones educativas se estableció que se ofrece una educación de mala calidad y no autoroizada por el Estado. 

"En varios centros de educación superior se cometieron hechos delctivos desde el año 2006 que implicarían defraudaciones al patrimonio público o al de las familias, en muchos casos de bajos recursos, por un valor cercano a los 80 mil millones de pesos", explicó. 

Igualmente son investigadas, por estas mismas irregularidades, las universidades de Cundinamarca, del Pacífico e Ideas.