Imputarán cargos a dos oficiales de la Policía y Ejército por muerte de campesinos en Tumaco

La Fiscalía dice que encontró méritos para iniciar la investigación contra Javier Enrique Soto García, comandante Núcleo Delta de la Policía Nacional, y Jorge Niño León, comandante del pelotón Dinamarca del Ejército Nacional.

Los siete campesinos fueron asesinados en pasado 5 de octubre.Archivo particular.

La Fiscalía General entregó este viernes los primeros resultados producto de las investigaciones por la muerte de siete campesinos en la vereda el Tandil, en Tumaco (Nariño), el pasado 5 de octubre. Así las cosas, dos oficiales de la Policía y el Ejército Nacional, al parecer, tendrían responsabilidad en estos hechos y, por eso, les imputarán cargos. (Lea: Campesinos de Tumaco murieron por disparos de larga distancia: Medicina Legal)

Se trata de Javier Enrique Soto García, comandante Núcleo Delta de la Policía Nacional, y Jorge Niño León, comandante del pelotón Dinamarca I del Ejército Nacional. “El grupo de fiscales encontró mérito para solicitar el día del hoy audiencia de formulación de imputación a los dos oficiales”, explicó la Fiscalía por medio de un comunicado.

Las investigaciones de policía judicial, la recolección de pruebas físicas y la información legalmente recolectada, tales como informes de necropsia, dictámenes médicos, informes de trayectoria de proyectiles, informes de explosivos, declaraciones juradas y entrevistas, fueron claves para que la Fiscalía tomara la decisión de imputarles cargos por los delitos de homicidio agravado y homicidio agravado tentado en calidad de autores. (Le podría interesar: Vicefiscal estará en Tumaco para evaluar investigaciones por muerte de campesinos)

El pasado 5 de octubre se presentó el enfrentamiento entre la Fuerza Pública y campesinos en el departamento de Nariño. Inicialmente, el Ejército y la Policía explicaron que el fuego lo iniciaron grupos de disidencia de las Farc. En cambio, la versión de los campesinos indicaba que fueron los mismos integrantes de la Fuerza Pública quienes dispararon contra ellos. Es decir, en este hecho, se tejieron varias hipótesis.   

Esto provocó que entidades como la Procuraduría General, en ejercicio del poder preferente, designara al procurador delegado para la defensa de los derechos humanos para que asumiera la investigación integral. Pero también se sumaron otras entidades como la Defensoría del Pueblo, la ONU, ONG’s y Medicina Legal. Este última, por ejemplo, dijo que los disparos en contra de los campesinos no fueron hechos a corta distancia. “Los cuerpos presentan lesiones causadas por proyectil de alta velocidad". (Lea: Fiscalía, Procuraduría y ONU se pronuncian por situación en Tumaco)