Un importante empresario europeo está implicado

Incautan 7,5 toneladas de cocaína del clan del Golfo en Holanda

La droga fue hallada en una bodega de Oosterhout (Holanda). Integrantes de la compañía Wanrroy establecían conexión con los delincuentes colombianos a través de las redes sociales.

La cocaína era ocultada dentro de los cargamentos de fruta que salían del país. Cortesía

Autoridades europeas incautaron 7, 5 toneladas de cocaína provenientes de Colombia que estaban escondidas en una bodega de Oosterhout (Holanda).  Cuatro toneladas del alcaloide pertenecían al empresario europeo Paulus Adrian Van, quien ya fue capturado por las autoridades y se presume es uno de los socios del clan del Golfo en el viejo continente. Según la Policía colombiana, que también participó en el operativo, la droga habría partido desde un puerto colombiano. Con Adrian Van ya han sido capturadas 13 personas de esta red.

La Fiscalía y la Policía dieron las primeras pistas al informar a las autoridades europeas sobre dos envíos de cocaína que partieron desde el país con destino inicial al puerto de Amberes (Bélgica) y final en Oosterhout (Holanda). La investigación también contó con el apoyo de la Administración para el control de Drogas (DEA), que rastreó  los movimientos de la cadena de importaciones y exportaciones del empresario europeo Paulus Adrian Van.

El  empresario es el representante de la compañía Wanrroy y era investigado por las autoridades holandesas desde el 2015 por el incremento inexplicable de su fortuna. En enero de este año se empezaron a registrar las importaciones de banano procedentes del puerto de Turbo (Antioquia) del empresario europeo. En un trabajo de cooperación internacional se pudo determinar entonces que representantes de la empresa extranjera se reunían periódicamente con integrantes del clan del golfo para planear los envíos de droga hacia Europa. Ahì fue cuando se identificó la alianza criminal entre europeos y colombianos.

(Lea:Armada captura a doce supuestos integrantes del Clan del Golfo en el Caribe)

De igual forma, la investigación logró determinar que muchas de las comunicaciones para cuadrar los envíos de droga eran concretadas a través de las redes sociales: “algunas de las comunicaciones en clave para el envío de la droga en buques de carga: “I need some white bananas. when you send them to me?” (Necesito algunos bananos blancos. ¿Cuándo me los envías?)”, señaló el comunicado de la Policía. 

Los seguimientos a las comunicaciones permitieron a las autoridades establecer que en agosto iban a zarpar dos buques desde Colombia contaminados con cocaína. De esa manera lograron en un principio incautar 3,5 toneladas droga en la ciudad de Oosterhout. En ese operativo se capturaron cinco personas: una mujer italiana conocida con el alias de La Donna, quien tenía un importante cargo dentro de la estructura, y cuatro holandeses, entre ellos el empresario Paulus Adrian Van.

La segunda incautación se realizó el pasado jueves 30 de agosto. Ahí se econtraron cuatro toneladas de cocaína y  se capturaron ocho personas más: dos holandeses, un ruso, dos ciudadanos de la República de Armenia y tres de Bélgica.

(Lea también: Capturados presuntos integrantes del Clan del Golfo por sacar cocaína hacia Europa)

 “Hemos culminado con éxito la primera fase de la investigación que permitió desarticular la red internacional dedicada al tráfico de cocaína hacia Europa. Seguiremos avanzando para determinar con precisión los nexos con cabecillas del clan del golfo, grupo armado organizado que estaría tratando de enviar droga desde las terminales marítimas del país”, señaló el director de la Policía Antinarcóticos, general Fabián Laurence Cárdenas Leonel.