Coronavirus: Gobierno espera habilitar 9.826 unidades de cuidados intensivos

hace 1 hora

A indagatoria Santiago Uribe Vélez

El mayor (r) Juan Carlos Meneses también fue vinculado al expediente.

Santiago Uribe, empresario y hermano del expresidente Álvaro Uribe. / Archivo

Fue el mismo expresidente Álvaro Uribe Vélez quien dio a conocer la noticia: el llamamiento a indagatoria contra su hermano Santiago por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado, relacionados con su presunta participación en la conformación de grupos paramilitares, a comienzos de los 90, en Yarumal (Antioquia). Santiago Uribe fue citado para la mañana del 17 de octubre por un fiscal de derechos humanos.

También fue citado por la Fiscalía el mayor (r) Juan Carlos Meneses, un cuestionado uniformado que ha señalado en varias ocasiones los supuestos vínculos de los hermanos Uribe con el paramilitarismo y que hoy se encuentra prófugo de la justicia que lo investiga, además, por su supuesto falso testimonio en contra del expresidente y su hermano, tras haber sido denunciado por el abogado Jaime Granados, defensor de los Uribe.

Lo que el ente investigador pretende esclarecer es si —como lo ha dicho Meneses— Santiago Uribe tuvo que ver con la creación de la banda paramilitar mejor conocida como los 12 Apóstoles, una organización criminal a la que se le atribuyen, por lo menos, 30 homicidios y por cuyos delitos la Nación fue condenada recientemente.
En 2010, el mayor (r) Meneses le dijo al diario The Washington Post y al Premio Nobel de Paz, Ricardo Pérez Esquivel, que Santiago Uribe fue el encargado de crear y liderar a esa estructura criminal, al parecer auspiciada por los ganaderos y uniformados de la región, y que en varias ocasiones éste hizo referencia a su hermano Álvaro como un ‘seguro’ para que las investigaciones por los delitos de los 12 Apóstoles no fructificaran.

De acuerdo con Meneses, cuando le dijo a Santiago Uribe que la Fiscalía investigaba los crímenes cometidos, éste le respondió: “No se preocupen porque Álvaro tiene muy buenos amigos en la Fiscalía, tiene muy buenos amigos en política en Bogotá y vamos a tratar de que archiven el caso”. Santiago Uribe ya ha sido investigado en dos ocasiones por estos hechos. No obstante, en las dos ocasiones fue absuelto, una de ellas durante la administración del hoy ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, como fiscal general de la Nación.

Al dar a conocer la noticia, el expresidente Uribe rechazó que el llamado a indagatoria se hubiera producido apenas horas después de que Daniel Prado, abogado del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, le dijera a este diario que “el poder que tiene Álvaro Uribe ha impedido que la Fiscalía cobije las medidas que debe tomar en contra de su hermano, pero en el proceso nunca se ha desvirtuado que los casos que se señalan no existan”.

En un comunicado, el abogado Jaime Granados también lamentó esta situación e indicó que “Santiago Uribe, como siempre lo ha hecho, comparecerá ante la administración de justicia con el convencimiento y la esperanza de que después de 18 años será exonerado y se resolverá su situación, porque su conducta ha estado ajustada a la ley (...). No existe ninguna prueba que señale al señor Uribe Vélez, distinta al falso testigo, mayor (r) Juan Carlos Meneses, y ahora el señor Eunicio Alfonso Pineda Luján, quien al igual que Meneses llegó de forma sorpresiva y sospechosa a declarar al proceso”.

Granados agregó que “en el proceso seguido a Santiago Uribe han rendido testimonio más de 15 personas, incluidos los generales (r) Óscar Adolfo Naranjo y Rosso José Serrano, testimonios que si bien es cierto no podemos revelar por respeto a la reserva sumarial, desvirtúan los señalamientos hechos por Meneses”.

Aunque Santiago Uribe no se ha referido al respecto del llamado a indagatoria, sí se ha pronunciado en rechazo a las declaraciones de Meneses. En carta del 25 de mayo de 2010, enviada precisamente a The Washington Post, Uribe dijo que los señalamientos del uniformado son “acusaciones que han sido examinadas hasta la saciedad y desvirtuadas recurrentemente, cuyo propósito ha sido manchar mi honor y el de mi familia, y enlodar la gestión de un gobierno que ha combatido con firmeza las organizaciones criminales en todas sus expresiones, buscando librar a los colombianos de la violencia, la pobreza y la miseria que nos ha dejado el terrorismo”.
Será la Fiscalía la que determine quién dice la verdad en este expediente que sacude, de nuevo, a la familia Uribe y al mismo expresidente, que en menos de un año ha visto a algunos de sus exfuncionarios y aliados enviados a la cárcel y ahora ve a su hermano citado a indagatoria.

448807

2013-09-25T23:16:12-05:00

article

2013-09-26T08:37:36-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

A indagatoria Santiago Uribe Vélez

36

4566

4602