Indígenas del país ratifican a Luis Fernando Arias como Consejero mayor de la Onic

En su IX Congreso Nacional, los pueblos indígenas reeligieron al líder para representarlos a nivel nacional. En entrevista con El Espectador, Arias habló sobre su elección y sobre el papel del movimiento indígena para alcanzar la paz con las Farc y el Eln.

Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Onic. / Foto: Archivo.

En el Colegio Claretiano, al centro de Bosa, en Bogotá, se reunió la semana pasada la organización indígena más grande del país, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), para adelantar su IX Congreso Nacional y elegir a sus voceros nacionales para los próximo cuatro años. De los 10 representantes que conforman el Consejo Mayor de Gobierno de la Onic, tres fueron ratificados: entre ellos, Luis Fernando Arias, consejero mayor de la organización.

Arias habló con El Espectador sobre las decisiones que como pueblos indígenas se tomaron en el Congreso, entre ellas, las que tiene que ver con el fortalecimiento de su autonomía y el papel que esperan jugar en los diálogos de paz con la guerrilla del Eln, cuya instalación se hará en Quito (Ecuador) el próximo 27 de octubre.

Cuéntenos brevemente qué pasó en el último Congreso Nacional de Pueblos Indígenas

El IX Congreso Nacional Pueblos Indígenas convocó a todas las organizaciones indígenas de Colombia asociadas a la Onic, que son más de 100 organizaciones de todo el territorio. Nos dimos cita de 8 al 14 de octubre y al finalizar, dimos unas orientaciones para trabajar en los próximos cuatro años en materia de fortalecimiento de la autonomía territorial, sistemas propios de salud y educación, paz, relacionamiento con el gobierno y con otros sectores populares y sociales del país, y movilizaciones.

Usted fue ratificado en su cargo, ¿a qué victorias le atribuye usted esta decisión?

Pudimos consolidar la unidad de la Onic con el movimiento social y popular. Cuando nos unificamos avanzamos. Uno de los grandes logros fue que la movilización se volvió de orden nacional, dejaron de ser los compañeros del Cauca los únicos que protestan. Y precisamente estas movilizaciones nos permitieron logros como la expedición de decretos como el 2323 y el 1953 de 2014, que ratifican nuestra autonomía territorial. Asimismo, los acuerdos en Plan Nacional de Desarrollo que destinaron una partida presupuestal importante para las comunidades indígenas y el surgimiento del partido político Maíz, que nosotros impulsamos, fueron logros alcanzados.

¿Se sienten satisfechos con el papel que jugaron en el acuerdo que se firmó en La Habana con las Farc?

Sí. El papel que jugó la Onic en el acuerdo de paz con las Farc se rescata, sobre todo lo que tiene que ver con el capítulo étnico, que se impuso gracias a la movilización de nosotros. Logramos ese cometido a pesar de que la situación política actual lo tenga peligrando. Sentimos que los pueblos indígenas lograron ser un sujeto político importante en el proceso.

¿Qué posición sentaron de cara a la renegociación de los acuerdos de paz con las Farc y con los diálogos que inician con el Eln?

De manera concreta estamos jugándolos por varias cosas: que se implementen los acuerdos de La Habana y participar de manera activa en los diálogos con el Eln, para avanzar en una paz completa, estable y duradera. Construiremos una propuesta de cómo consideramos nosotros los pueblos indígenas como podemos participar en ese diálogo, esperamos que esos diálogos nos permitan fortalecer nuestra agenda y avanzar en cambios sociales necesarios en nuestros territorios, sobre todo en las zonas rurales indígenas.

¿Cómo resolver la situación política en la que está al país a raíz del triunfo del No en el plebiscito?

A través de la movilización ciudadana, que exija que cualquier acuerdo sea producto de una gran movilización nacional, de un gran pacto que recoja la más amplia participación social y no solo a las dos fuerzas políticas en conflicto.

¿Hay alguno de los planteamientos de quienes votaron por el No con el que ustedes no estén de acuerdo?

Nos preocupan planteamientos sobre todo del Centro Democrático, que en el pliego que presentaron el lunes pasado, en el quinto punto tiene que ver con el tema de la consulta previa. No entendemos porqué allí se hace mención de ese tema, cuando eso es un derecho de orden constitucional, ratificado por tratados internacionales, que nada tiene que ver con La Habana, no entendemos porqué ellos están metiendo ese tema para modificarse en unos Acuerdos de paz. Nos oponemos a que se toque el derecho a la consulta previa en estos acuerdos.

¿En qué otros procesos harán énfasis hasta el próximo Congreso Nacional?

Consolidar alianzas con otros sectores sociales y populares en aras de construir un país rural y diverso para que nuestras condiciones de vida mejoren de manera significativa. Además queremos instaurar criterios de relacionamiento con el gobierno colombiano de horizontalidad, de exigibilidad de nuestros derechos y será prioritaria  la aplicación de los decretos que tienen que ver con la autonomía política y administrativa de la autoridad local.

 

Temas relacionados