Indígenas entregan la caja negra del Súper Tucano

La entrega tuvo lugar en el resguardo de Jambaló. Rechazaron que "la fuerza pública y los grupos insurgentes" hayan cuestionado la acción de los indígenas.

Los indígenas nasa entregaron a una comisión de la Defensoría del Pueblo y Naciones Unidas la caja negra del avión militar Súper Tucano que se estrelló el pasado 11 de julio en un paraje rural del suroeste, con el fin de que se investiguen esos confusos hechos en los que murieron dos pilotos. (Vea las fotos del accidente entregadas por las Farc).

Fuentes de la Defensoría del Pueblo confirmaron que el acto de entrega tuvo lugar en una asamblea extraordinaria celebrada en el resguardo de Jambaló, cuyos habitantes recogieron la caja que determinará si la aeronave sufrió un accidente o fue derribada, como reivindican las Farc y rechaza el Gobierno.

La aeronave, un Súper Tucano de fabricación brasileña, realizaba sobrevuelos previos a la visita del presidente Juan Manuel Santos al municipio de Toribío, donde lideró un consejo de seguridad ante la agitación causada por una campaña indígena para expulsar a los actores del conflicto de sus territorios.

De acuerdo a las citadas fuentes, la misión en la que participaron el Ómbudsman colombiano, Vólmar Pérez, y el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, Bruno Moro, viajó luego hasta Cali "en cadena de custodia" para entregar la caja a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

El cabildo indígena del resguardo de Jambaló detalló en un comunicado que la guardia indígena, la autoridad tradicional y varios miembros de la comunidad acudieron el día del siniestro a recoger "la mayor parte de los restos de la avioneta que estaban dispersos (...), armonizando y descontaminando el lugar".

"En el ejercicio de esta minga de descontaminación y limpieza se encontró la caja negra del aparato siniestrado y fue recogido por la guardia indígena y dejado en mano de la autoridades tradicionales a manera de custodia", agregó el comunicado.

La autoridad tradicional, firmante de la nota, rechaza que "la fuerza pública y los grupos insurgentes" hayan cuestionado esta acción de los indígenas.

Las Farc han reivindicado a través de dos informaciones divulgadas en su página web que derribaron la aeronave a disparos, versión que ha sido rechazada frontalmente por el presidente Santos y por los técnicos de la FAC que analizaron el chasis del avión, que fue entregado luego por los indígenas a otra misión humanitaria.

El Gobierno había puesto como condición esta entrega para la concertación del diálogo formal previsto para este lunes con el pueblo Nasa, que finalmente se celebrará en la ciudad caucana de Santander de Quilichao.