Inocencio Meléndez acusó a concejal de Bogotá de ser el "cerebro" del "carrusel"

Señaló al cabildante José Juan Rodríguez Rico de participar activamente en la entrega irregular de contratos.

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el exsubdirector técnico del IDU, Inocencio Meléndez Julio reiteró sus acusaciones sobre la responsabilidad y activa participación de los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas dentro del llamado escándalo del ‘carrusel de la contratación’ en la capital de la República.

En una extensa intervención, el exfuncionario manifestó que no le cabía ninguna duda de la responsabilidad del exalcalde de Bogotá y el excongresista del Polo Democrático con la entrega irregular de multimillonarios contratos viales a un grupo determinado de contratistas, a quienes le cobraban una suma de dinero para su adjudicación.

“No me cabe la menor duda de que lo aquí sucedido e investigado fue un concierto entre las cabezas de Samuel Moreno Rojas, Iván Moreno Rojas; el excontralor Distrital, Miguel Ángel Moralesrussi; el personero de Bogotá, Francisco Rojas Birry; la exdirectora del IDU, Liliana Pardo; el exsubdirector del Instituto, Néstor Eugenio Ramírez”, indicó.

Igualmente señaló claramente que todos estos hechos de corrupción administrativa se dieron gracias al Concejo de Bogotá y la aprobación del presupuesto para cuatro años bajo la figura de vigencias futuras con el fin de avalar la concesión de los recursos para la malla vial”.

“Si ustedes quieren encontrar la raíz de cuál fue el primer acto que dio lugar a la adjudicación de los contratos de malla vial, los encontramos en el acuerdo aprobado por el Concejo de Bogotá que aprobó las vigencias futuras para la construcción de malla vial”, aseguró Meléndez.

En su intervención de conclusión, el exsubdirector técnico del Instituto aseguró que algunos de los concejales también tuvieron relación con la entrega irregular de los tres contratos viales más importantes en la capital de la República como la reparación de la malla vial, fase III de Transmilenio y valorización.

“El cerebro de las cesiones de contrato de la calle 26 fue el concejal José Juan Rodríguez Rico, y si usted me pregunta quiénes son los responsables de estas actividades es el señor Juan Rodríguez Rico”, aseveró Meléndez quien ya fue condenado a ocho años de prisión por los delitos de peculado por apropiación, prevaricato y celebración indebida de contratos después de llegar a un preacuerdo, por lo que es considerado uno de los testigos claves de la Fiscalía en todos estos procesos.

Ante las preguntas de los magistrados, el exfuncioanrio indicó claramente que pese a que ya puso en conocimiento de las autoridades estos hechos sin embargo no se han investigado ni los nombres ni los hechos por él denunciados.

Meléndez fue más allá y acusó además al concejal Rodríguez Rico de ser el “brazo político” del llamado ‘carrusel’ indicando que fue la persona de presentar a Liliana Pardo Gaona con el polémico contratista Julio Gómez, quien manejaba la mayoría de contratos en la capital de la República.

Por su parte Pablo Muñoz, uno de los interventores de las cuatro empresas del llamado Grupo Nule señaló que encontró varios documentos relacionados con los movimientos bancarios de los polémicos empresarios hasta que declararon la quiebra de su imperio.

En este sentido señaló, ante las preguntas de la defensa del excongresista, no encontró ningún tipo de registros de giros de dinero por parte de los Nule a los hermanos Iván y Samuel Moreno Rojas.

Estas declaraciones fueron hechas en el proceso que se adelanta contra el exsenador Iván Moreno Rojas por los delitos de concierto para delinquir, concusión, tráfico de influencias y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Por estos hechos Moreno Rojas fue destituido e inhabilitado en el ejercicio de funciones públicas durante 20 años por decisión de la Procuraduría General de la Nación.

El juicio contra el excongresista fue aplazado para el próximo viernes dos de noviembre.