La audiencia está suspendida a esta hora

Integrantes del Esmad probarían participación de patrullero en asesinato de Nicolás Neira

Néstor Julio Rodríguez Rúa, quien se declaró inocente por el delito de homicidio, podría ir a la cárcel si el juez 71 de garantías avala la solicitud de la Fiscalía.

Nicolás Neira murió tras ser golpeado mientras participaba en la movilización del Día de los Trabajadores de 2005.Tomada de Colombiaencontexto.wordpress.com

Néstor Julio Rodríguez Rúa tiene en su contra varios testimonios de sus propios compañeros que probarían que él fue el que disparó la bala de gas lacrimógeno contra el joven Nicolás David Neira, el 1° de mayo de 2005 en Bogotá. Luego de que el patrullero del Esmad no aceptara el delito de homicidio, el juzgado 71 de garantías le dio la palabra al delegado de la Fiscalía para que argumentara la solicitud de medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

En la audiencia, que se desarrolla en el los juzgados de Paloquemao, el ente investigativo pone de presente varias pruebas que Jaime Díaz, defensa del patrullero, tendrá que rebatir si busca que su cliente salga airoso de este proceso penal. Una de las pruebas, por ejemplo, es el testimonio de uno de los compañeros de Rodríguez Rúa rendida el 13 de noviembre de 2009 ante la Procuraduría. La versión dice que el joven fue asesinado por uno de sus compañeros. Versión que posteriormente fue ratificada el 22 de abril de 2010 ante la Fiscalía.

Otra de las pruebas es el informe de Medicina Legal que concluyó que la lesión en la cabeza de Neira fue producto de un impacto “contundente”. Estudio que se suma a otro realizado por un grupo de balística en el que indica que los impactos que producen una bala de gas lacrimógeno “actúan como elementos contundentes”. Ese día, el joven se encontraba en una manifestación del Día de los Trabajadores y el accidente ocurrió a la altura de la carrera séptima con calle 18. (En contexto: “Se van a esclarecer los excesos del Esmad”: padre de un joven asesinado por el cuerpo antidisturbios)

Además, la Fiscalía también citó testimonios de trabajadores de la zona que expresan que ese 1° de mayo se presentaron disturbios entre manifestantes y el Esmad, y que se utilizaron elementos como bolillos y gases lacrimógenos que dejaron varios heridos en esa zona de la capital del país. Entre las evidencias, también esta está que la minuta del mayor (r) de la Policía, Julio César Torrijos Devia –condenado a 51 meses de prisión por estos mismos hechos–, estaba el nombre del patrullero entre los intervinientes ese día. Torrijos Devia, en ese entonces, era el jefe del Esmad.

Trauma en tejidos blandos. Escoriaciones en extremidades superiores. Traumas por los golpes de los bolillos. Crisis convulsivas. Herida de dos centímetros en la región occipital de la cabeza. Edema cerebral. Contusión cerebral por trauma craneoencefálico, este último causante de su muerte. Así quedó consignado en el expediente. El cuerpo de Nicolás Neira se volvió una especia de mapa de los excesos del Esmad. La audiencia continúa a esta hora con la intervención del Ministerio Público y la defensa de Rodríguez Rúa. (Le podría interesar: Por homicidio de menor Nicolás Neira condenan a la Nación)