Interpol ya notificó a Fiscalía de circular roja contra Carlos Mattos

El empresario es requerido por la justicia colombiana por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a sistema informático y daño informático.

El empresario Carlos Mattos tiene nacionalidad española y actualmente vive en Madrid. Cristian Escobar - Cromos

La Interpol notificó oficialmente a la Fiscalía de la emisión de circular roja, que fue expedida el pasado 8 de octubre contra el empresario Carlos Mattos luego de que el ente investigador lo pidiera en extradición. El empresario es investigado por supuestos actos de corrupción para desviar una demanda, interpuesta por él, contra la compañía coreana Hyundai Motor Company.

(Lea:Fiscalía pidió en extradición a Carlos Mattos por caso Hyundai)

Con circular roja de la Interpol, Carlos Mattos podrá ser capturado en cualquier parte del mundo. El empresario es requerido por la justicia colombiana por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a sistema informático y daño informático.

El pasado 4 de octubre, el Juzgado 27 de Garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento contra Mattos. Sin embargo, como el empresario reside en Madrid, la Fiscalía solicitó a las autoridades españolas su extradición, de acuerdo con el convenio vigente entre los dos países.

(Lea: Ordenan captura internacional de Carlos Mattos)

La vicefiscal general, María Paulina Riveros, quien lleva el caso manifestó que, tras haber citado al empresario en dos oportunidades, y en las que no acudió, el pasado 14 de septiembre el órgano investigador le pidió al consulado de Colombia en Madrid para que, por medio de su conducto, Mattos acudiera a la audiencia de manera de manera virtual. Aunque en la última oportunidad había confirmado su presencia, finalmente dijo que no asistiría a la imputación de cargos, por lo que el juez de garantías lo declaró contumaz.

En contexto: Fiscalía imputó cuatro delitos al empresario Carlos Mattos)

La Fiscalía le atribuyó a Mattos ser uno de los partícipes en la manipulación del reparto de una demanda que él presentó contra la compañía coreana Hyundai Motor Company, que en septiembre de 2015 le quitó al empresario la representación comercial de Hyundai en Colombia, después de 25 años de relación comercial. Luego de esa ruptura, el ente investigador dijo en la audiencia que Mattos conformó un equipo de varios abogados para buscar resarcir los perjuicios ocasionados por esa decisión.

El ente investigador aseguró que la demanda fue presentada en la oficina de reparto del Supercade de Suba, en el occidente de Bogotá, el 29 de febrero de 2016. A las 9:26 a.m. de ese día, la demanda fue asignada por reparto al Juzgado Sexto Civil del Circuito, en cabeza de juez Reinaldo Huertas. En menos dos meses, el despacho accedió a las medidas cautelares en favor de Mattos, lo cual implicaba que la compañía coreana no podía realizar ninguna actividad comercial en el país sino únicamente con la empresa Hyundai Colombia Automotriz S.A.

Sinedo así las cosas, hace apenas unas semanas el juez 27 con función de garantías decidió enviar a la cárcel a Mattos y ordenar su inmediata captura internacional. Esto al considerar que el empresario no solo es un peligro para la sociedad, sino también puede obstaculizar la acción de la justicia.