Investigadores piden tomar acciones judiciales contra 'Kiko' Gómez

A través de una carta dirigía al presidente Santos, el fiscal Montealegre y el general Palomino, fue hecha la solicitud.

Los investigadores León Valencia, Claudia López, Gonzalo Guillen y Ariel Avila solicitaron este martes a través de una carta al presidente de la República, Juan Manuel Santos; al Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre y al Comandante General de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, que se tomen acciones judiciales contra el gobernador de La Guajira, Francisco Gómez Cerchar.

En la misiva, los firmantes expresan que está en manos de Santos, Montealegre y Palomino, “y responsabilidades institucionales, romper esos vínculos y depurar las instituciones afectadas. Sin su concurso y compromiso para restablecer la legitimidad estatal en la Guajira y el Cesar, la valerosa acción de la Fiscalía quedará truncada y la vida de miles de colombianos, incluida la nuestra, seguirá expósita a los perniciosos vínculos entre política, criminalidad y connivencia estatal”. 

Los investigadores señalaron que tienen confianza en que “su acción investigativa judicial avance con eficacia y celeridad para desenmascarar y desvertebrar esa peligrosa estructura criminal”.

Así mismo, los firmantes señalan que “los bochornosos hechos que se presentaron durante la captura del exgobernador de la Guajira contra el valeroso equipo del CTI de la Fiscalía dejan en evidencia, una vez más, los fuertes vínculos de miembros de la Policía de la Guajira y el Cesar con esa banda criminal, como ya lo habíamos denunciado desde hace dos años”.

Según señalaron los investigadores “las pruebas en manos de la Fiscalía señalan que Gómez Cerchar ha sido “la persona que les servía de puente con miembros de la Policía y el Ejército”, a los narcoparamilitares de las AUC desde mediados de los años 90. Indican también que “Figueroa era el brazo armado de Gómez Cerchar, con quien coordinaba compras de armas y vehículos, y las relaciones con la Fuerza Pública.” Está claro que la connivencia e impunidad es de vieja data; lo grave es que no termine”.