Jaime Garzón, un crimen que hace 15 años borró la sonrisa a los colombianos