"Jamás traté con paramilitares"

El periodista Manuel Teodoro entrevistó a Silvia Gette en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá. Fragmento del reportaje que será emitido hoy domingo, a las 8:00 p.m., en el programa ‘Séptimo Día’, de Caracol Televisión.

El 13 de febrero de 2013, custodiada por agentes del CTI, Silvia Gette llega al complejo judicial de Paloquemao.  / Colprensa
El 13 de febrero de 2013, custodiada por agentes del CTI, Silvia Gette llega al complejo judicial de Paloquemao. / Colprensa
Manuel Teodoro: María Paulina Ceballos dice que usted se casó por dinero con su fallecido papá Mario Ceballos.
Silvia Gette Ponce: Si estar con un hombre 17 años, darle la alegría de tener un hijo varón, casarnos dos veces y tener una unión llena de felicidad es estar por dinero, entonces hay muchos matrimonios por dinero.
 
¿Cómo llegó a la Universidad Autónoma del Caribe?
 
Me preparé; estoy orgullosa de eso. Llegué a Colombia siendo artista. Vine aquí como bailarina y cantante, como vedette, después conocí a este hombre maravilloso que se llamaba Mario Ceballos, y me casé con él. Me gradué de una universidad muy prestigiosa de Barranquilla, después hice una especialización en Derecho Procesal Civil y una especialización en Derecho al Trabajo; hice una maestría en docencia universitaria y también un doctorado en ciencias de la educación. Cuando él falleció el Consejo Directivo de la universidad, que me conocía, que sabía que yo trabajaba día y noche, que amaba la universidad, que tenía el compromiso con él de apoyarlo en todo, me nombró rectora.
 
¿Qué opina de los panfletos en la universidad en contra suya? 
 
Me aterroricé. Al día siguiente, 28 de septiembre de 1995, presenté denuncia contra desconocidos. Fue la Fiscalía la que determinó que estaban involucrados María Paulina Ceballos, Antonio Vallejo, vicerrector en esa época, Ana Simanca y Fernando Cepeda.
 
¿Por qué cree que hicieron eso? 
 
No sé, eso se lo tendría que preguntar a ellos, pero desde ahí empezaron un montón de denuncias. Tuve siete u ocho procesos. Cuando la Fiscalía descubrió que estaba la hija de Mario al frente de eso, eso para él fue tremendo.
 
Su abogado John Jairo Ramírez confesó que usted usó dineros de la universidad para sobornar fiscales que condenaran a Fernando y Paulina.
 
Fue la Fiscalía la que determinó que ellos eran los responsables. No fui yo, no tenía nada que ver. A Ramírez lo contratamos como defensor mío para el asunto del enriquecimiento ilícito, pero descubrimos que no era abogado y lo denunciamos por estafador.
 
En agosto de 2002 Ramírez fue asesinado por un sicario. ¿Usted tuvo algo que ver?
 
No señor, la única persona que puede quitarle la vida a alguien es Dios. Después de que lo despedimos de la universidad y pusimos una denuncia, él se presentó a la Fiscalía diciendo que habíamos comprado fiscales para involucrar a toda esta gente.
 
Alias ‘28’ sostiene que Jorge Enrique Palacios le dijo que usted mandó matar a Ramírez.
 
Totalmente mentira, no conozco al señor 28, nunca lo he visto. Tampoco al señor Palacios.
 
Palacios fue, según alias ‘Don Antonio’, quien le dio $150 millones a las autodefensas para asesinar a Fernando Cepeda.
 
Sufrí intento de extorsión en tres oportunidades. En 2008 se presentó un señor con una carta anónima a la universidad diciendo que teníamos que dar una suma de dinero porque de lo contrario Don Antonio nos iba a nombrar en el proceso de Justicia y Paz. Todo eso era en relación con la muerte de Fernando Cepeda. Que si yo no le daba ese dinero, él me iba a señalar como la responsable de la muerte de Cepeda. Llamé al Gaula, hice la denuncia y capturaron a la persona que había ido a mi oficina.
 
Según María Paulina, la única persona con quien Cepeda tenía problemas era con usted.
 
Eso es falso, porque yo los problemas que tenía, los tenía judicialmente. No sé si era por suerte o por desgracia, pero ellos siempre me denunciaban a mí. Por ejemplo, cuando me nacionalicé colombiana, ellos me denunciaron porque había presentado los papeles falsos.
 
¿Él tenía otros enemigos? 
 
No le puedo decir si los tenía o no. Lo que sí sé, porque se comentó en toda Barranquilla, era que tenía problemas con Siletco —compañía lechera—. Hay una declaración de una persona que asegura que él estaba muy asustado porque él los estaba denunciando por unos problemas financieros. Jamás he tenido trato con los paramilitares, porque no era mi medio, no era mi mundo.
 
A comienzos de 2013 ‘Don Antonio’ le dijo a la Fiscalía que usted le ofreció una suma gruesa de dinero para que cambiara la versión contra usted.
 
Eso es falso.
 
¿Por qué su abogado Arcadio Martínez fue detenido mientras le entregaba dinero a un emisario de ‘Don Antonio’?
 
Arcadio Martínez es un prestigioso abogado de Barranquilla; es abogado mío de otros dos procesos, no tenía que ver con éste.
 
¿Hay una grabación de él ofreciéndole a ‘Don Antonio’? 
 
Pero eso lo habrá hecho él, si es que lo hizo. No sé.
 
¿Cuánto tiempo laboró en la universidad Juan Carlos Rada y qué cargo desempeñó? 
 
Juan Carlos Rada trabajó aproximadamente 15 años, porque cuando llegué ya estaba empleado. Si no me equivoco, sacaba fotocopias.
 
¿Por qué fue condenado él? 
 
Se dice que tenía algo que ver con fuerzas fuera de la ley, pero él hace muchos años que no está en Barranquilla.
 
Según alias ‘28’, fue Rada quien hizo el enlace entre usted y los paramilitares para planear el homicidio de Cepeda.
 
Es mentira. El señor Rada era empleado de la UAC, una persona conocida del doctor Mario. Lo conocí, pero no tenía la confianza como para hacer ese tipo de cosas, ni personalidad. Mis convicciones religiosas no me permitirían que mandara a matar a una persona.
 
¿Quién mandó a asesinar a Fernando Cepeda? 
 
Confío en la justicia. Sería excelente que se descubriera quién, pero por qué tengo que ser yo. 
 
Se dice que la universidad es propiedad suya y de su familia. 
 
Las universidades no son propiedad de ninguna persona, acá el que dice que es dueño de una universidad miente. Las universidades sean públicas o privadas son del Estado, no se heredan. Ese es el concepto equivocado de la señora María Paulina o del señor Abelardo de la Espriella, las universidades son corporaciones o son fundaciones. No soy la dueña de la UAC.
 
¿Existe un documento donde se deshereda a María Paulina? 
 
Mario hizo un testamento y la desheredó totalmente por el hecho de haber injuriado contra mi persona. Deja a sus tres hijos y a mí toda su fortuna. Pero considero que si ella es hija de él, tiene derecho también a tener su parte en la herencia y le di su parte. Di todo lo mejor que tuve para hacer las cosas bien, para mí Mario fue el hombre de mi vida, el padre de mis hijos. Por eso voy a quedar limpia de toda culpa y cargo. 
 
* En Séptimo Día también se revelarán nuevos detalles del proceso y testimonios de cómo “se transformó” la ciudadana argentina.
 
Los procesos judiciales contra Silvia Gette
 
La Fiscalía adelanta dos procesos judiciales contra la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette. En el primero de ellos el ente investigador busca establecer si la exrectora estuvo involucrada en el asesinato del ganadero Fernando Cepeda, quien murió a manos de los ‘paras’. Al parecer los asesinos habrían recibido un pago por parte de Gette para cometer el crimen. El segundo caso, y por el cual la exrectora está presa, es por soborno. Según la Fiscalía, Gette, a través de un emisario, habría intentado sobornar al paramilitar Édgar Ignacio Fierro Flórez, alias Don Antonio, para que cambiara su versión sobre lo ocurrido con Cepeda y no la involucrara como cómplice del crimen. El pasado 12 de febrero fue capturada la exrectora, quien en un principio tuvo el beneficio de prisión domiciliaria, pero le fue revocado en marzo de este año. Desde esa época Gette ha alegado problemas de salud y ha solicitado que se le reintegre el beneficio de casa por cárcel.
 
 

 

Temas relacionados