JEP indaga sobre presuntas presiones para que exmilitares cambien sus testimonios

Noticias destacadas de Judicial

Denuncias de exmiembros de la fuerza pública ante esa jurisdicción prendieron las alarmas de los magistrados de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP. Un uniformado señala que esas presiones vendrían del Fondo de Defensa Técnica Especializada de los Miembros de la Fuerza Pública (Fondectec).

Dos declaraciones de exmilitares que hoy comparecen ante la JEP sobre presiones que estarían recibiendo para modificar sus testimonios ante esa justicia especial, tienen a los magistrados indagando sobre quiénes estarían detrás de ese supuesto plan que, según la denuncia, está destinado a modificar u obviar hechos dentro de sus versiones ante esta jurisdicción nacida del Acuerdo de Paz con las Farc. Este delicado asunto tiene como origen la declaración de un miembro de la Fuerza Pública en el caso 003, denominado “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”. Es decir, ejecuciones extrajudiciales o como comúnmente se denominan: falsos positivos.

Le podría interesar: Los cuerpos hallados por la JEP en Dabeiba sí eran víctimas de “falsos positivos”

El militar, recoge la JEP en un documento conocido por El Espectador, “reconoció presuntas irregularidades de orden penal y/o disciplinario en la realización de la ‘Jornada de pedagogía sobre el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición a comparecientes de la JEP’ que tuvo lugar los días 1 y 2 de noviembre de 2018 por parte de la Dirección de Centros de Reclusión Militar del Ejército Nacional (DICER) en la ciudad de Bogotá”. A raíz de este relato los magistrados relatores del caso 003 le pidieron a esa dirección que respondiera una serie de preguntas con el fin de conocer a fondo esta situación.

En contexto: Falsos positivos, el caso 003 de la JEP

A comienzos de octubre de 2020, la Sala de Reconocimiento de la JEP citó a militares comparecientes que están relacionados con las ejecuciones extrajudiciales cometidas en el municipio antioqueño de Dabeiba y que fueron enterradas en el cementerio de Las Mercedes. “En dicha diligencia, en presencia de una amplia representación de las víctimas, recibió declaración y documentación relativa a una presunta presión indebida ejercida sobre exmiembros de la Fuerza Pública, contraria al ejercicio de defensa técnica independiente, imparcial”, dice el documento de 13 páginas en poder de este diario y fechado el 21 de enero de 2021.

Otros artículos: “La base de la fuerza pública se ha beneficiado de la JEP”: magistrada Sandra Castro

En esa diligencia, un compareciente informó que durante su permanencia en el Centro de Reclusión de Facatativá fue testigo de las supuestas presiones. “La Navidad pasada fue el doctor Vargas (...) de Fondetec sobre que él se opone a los TOAR (Trabajos, Obras o Actividades con contenido Reparador - Restaurador) de la JEP, que él no entiende por qué un militar tiene que reparar (...) Yo tengo un audio donde nos dice que la JEP es bailar con la más horriblísima (sic), habla mal del magistrado Pedro Elías, dice que hay que saber contar la verdad... A principios de marzo [2020] fue la reunión con el coronel Martín Daza, Edilberto, aún es director de los centros de reclusión, donde le dicen que reparación es plantar árboles”, dice el compareciente.

Pero, ¿qué es el Fondetec? Según un documento de la propia justicia penal militar, este fondo “es una respuesta institucional a la necesidad de brindar seguridad jurídica y bienestar al personal activo o retirado de la Fuerza Pública, vinculado a procesos penales o disciplinarios por la comisión de presuntas faltas o delitos en cumplimiento de la misión constitucional asignada a la Fuerza Pública o con ocasión de ella (...) Igualmente está facultado a partir del año 2017 para prestar servicios de defensa técnica a los miembros activos y retirados en el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, por conductas” de esa misma naturaleza.

Cuando los magistrados le preguntaron al militar que quería decir la expresión “saber contar la verdad” este señaló: “Nos dicen cómo no revictimizar, que no nos llamemos nosotros victimarios, pero yo he hablado con las víctimas y ellas me han solicitado que diga las cosas como son (...) Nos dicen ‘¿Qué pruebas tienen ustedes para vincular al general Montoya, comandante del Ejército? Se les puede voltear la situación’. Nos prevenían para no meternos con los generales porque al final no teníamos más pruebas más allá de nuestra palabra. Desde Fondetec nos condicionan los testimonios para mejorar la defensa de los que están arriba”.

Además, el compareciente entregó pruebas a la Sala de esas supuestas presiones. Para este despacho de la justicia especial estos hechos podrían coincidir con otras versiones dadas por militares en el marco del caso 003 “pues aducen prácticas de preparación de miembros de la fuerza pública ante la JEP con el fin de incitar al ocultamiento de la verdad y de graves crímenes de lesa humanidad. Igualmente, refieren hechos similares ante juzgados de justicia penal militar, toda vez que, según su dicho, en relación con estas últimas autoridades una vez abocadas las investigaciones: ‘Todo el mundo preparaba a los soldados para decir esto, hagamos esto y nos mantenemos así’”.

La Sala de Reconocimiento también le pidió información al Fondetec sobre sus actividades y que aclare la identidad del “doctor Vargas” mencionado en la declaración del compareciente. También comunicó a los distintos despachos al interior de la JEP para que reporten otros hechos similares a los que son denunciados. También esta Sala compulsó copias a la Fiscalía General y a la Procuraduría para que tengan conocimiento de las denuncias. El Ministerio Público, advierte el documento, ha estado presente durante las diligencias donde los uniformados han narrado las supuestas presiones.

Comparte en redes: