Jorge Fernando Perdomo, candidato de la Corte Suprema a la Procuraduría General

El exvicefiscal General de la Nación obtuvo 16 votos. En los próximos día se conocerá el ternado de la Presidencia de la República.

Archivo

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia eligió a Jorge Fernando Perdomo como su candidato a la terna para el cargo de Procurador General de la Nación. El exvicefiscal General logró 16 votos a favor de su candidatura. 

Su nombre se suma al del actual embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo quien fue ternado el pasado miércoles por la Sala Plenísima del Consejo de Estado. En los próximos días se conocerá el nombre del candidato del Presidente de la República.

La Plenaría del Senado de la República deberá elegir entre estas tres candidatos al reemplazo de Alejandro Ordóñez Maldonado como nuevo jefe del órgano de control disciplinario. 

Perdomo se desempeñó durante cuatro años como Vicefiscal General durante la administración de Eduardo Montealegre Lynett. Cuando finalizó su período asumió durante cuatro meses como fiscal general encargado.

El candidato es oriundo del municipio de Gigante (Huila). Es abogado de la Universidad Externado de Colombia. Tiene una maestría en derecho comparado y doctorado en la Universidad de Bonn (Alemania) y estudios de investigación en la universidad de Cambridge y Frakfurt.

Se desempeñó como viceministro de política criminal y justicia restaurativa En abril de 2012 fue nombrado como Vicefiscal General de la Nación.   

La Procuraduría de la paz

Este jueves el exvicefiscal General presentó ante la Corte Suprema de Justicia su hoja de vida y propuestas para el cargo de Procurador General. Su exposición tuvo dos puntos principales: la implementación de los acuerdos de paz y la modernización del Ministerio Público.

En su concepto la Procuraduría General tiene una labor fundamental en la vigilancia y control de los acuerdos firmados en La Habana (Cuba) entre el Gobierno y las Farc, principalmente los que hacen referencia al tema de las víctimas del conflicto armado interno. 

“Se deberán respetar los derechos de las instituciones, lo acordado en La Habana no puede desconocer el papel de las Instituciones como la Rama Judicial”, precisó. Para Perdomo se deben cerrar todas las rutas de la corrupción y los ilegales que se presenten tras la firma del acuerdo final.

“Organizaciones criminales intentarán ocupar espacios que antes tenía la guerrilla, en eso la Procuraduría debe ser vigilante, debe ser una Procuraduría de la paz”. En su intervención aseguró que deberá participar de forma vigilante y propositiva en el debate que se presentará.

En el tema de la modernización aseguró que el Ministerio Público no cuenta por el momento con “herramientas de tecnología” para adelantar las investigaciones. “Se deben obtener resultados en tiempo real y más en casos de corrupción”.

“Debe hacer una renovación de la misión gestional, buscar soluciones para llegar a las regiones y promover acciones participativas, e intervenir en todas las áreas civil, penal y laboral”, concluyó Perdomo.